BUENOS AIRES, 08 de Mayo de 2009

 

RESOLUCION Nº 16.118

 

                        VISTO el Expediente Nº 684/09 caratulado “S&P INTERNATIONAL RATINGS LLC., SUC. ARG. s/Calificación F.F. BONESI Series XV a XXII”, y

 

                        CONSIDERANDO:

                        Que la sociedad calificadora de riesgo STANDARD & POOR´S INTERNATIONAL RATINGS LLC. SUCURSAL ARGENTINA (en adelante “la calificadora”) fue oportunamente contratada para calificar los valores fiduciarios correspondientes a los Fideicomisos Financieros BONESI, emitidos en el marco de los Programas Globales de Valores Fiduciarios “SECUVAL” y “SB FIDEICOMISOS FINANCIEROS”, en los que BONESI S.A. se desempeña como Fiduciante, Administrador y Agente de Cobro.

                        Que el objeto de este examen se centra en las calificaciones otorgadas, con fechas 8 y 21 de abril de 2009, a los valores fiduciarios correspondientes a las Series XV a XVII bajo el Programa Global SECUVAL en las cuales se desempeña como fiduciario financiero BANCO DE VALORES S.A., y las asignadas a los valores fiduciarios de las Series XVIII a XXII bajo el Programa Global SB FIDEICOMISOS FINANCIEROS, en el que se constata la actuación de STANDARD BANK ARGENTINA S.A. como fiduciario financiero.

                        I.- Dictamen del 08.04.09:

                        Que conforme surge del dictamen emitido con fecha 8 de abril de 2009  (fs. 10/21) la calificadora “... decidió conservar las calificaciones de los Títulos Clase A y B en “raAAA”, “raA-” y “raBBB” en la escala nacional de calificaciones para Argentina...”.

                        Que, asimismo, en ese dictamen se informa que las calificaciones a los certificados de participación clase A y B “...señalan la probabilidad de pago en tiempo y forma de los intereses a los inversores, y del repago de capital antes de la fecha de vencimiento”

II.- Situación planteada en los Fideicomisos Financieros:

                        Que con fecha 13.04.09, es decir el día hábil siguiente a la emisión y difusión del dictamen indicado, STANDARD BANK ARGENTINA S.A. comunica al Organismo que BONESI S.A. solicitó la apertura de su concurso preventivo, en los términos de la Ley N° 24.522.

                        Que conforme surge de la documental agregada a las actuaciones con fecha 08.04.09 se publicaron en el Boletín de la BOLSA DE COMERCIO DE BUENOS AIRES las convocatorias –efectuadas por STANDARD BANK ARGENTINA S.A.- a asambleas de Tenedores de Valores Fiduciarios de las series XVIII a XXII (emitidas bajo el Programa Global SB FIDEICOMISOS FINANCIEROS).

                        Que en las mencionadas convocatorias expresamente se consigna como punto del “Orden del Día” la “...Consideración de la gestión del Agente de Cobro, Administración y Custodia en relación con el cumplimiento de las obligaciones emergentes del Contrato de Fideicomiso y de las medidas a adoptar en consecuencia”.

                        Que las asambleas tuvieron inicio el día 24 de abril de 2009, continuando, luego de un cuarto intermedio, el día 4 de mayo de 2009.

                        Que conforme surge del documento ingresado a través de la AUTOPISTA DE LA INFORMACION FINANCIERA (AIF) y la copia adjunta a la presentación de fecha 30 de abril de 2009 (fs. 45/53 y fs. 66/82, respectivamente) en la etapa inicial de las asambleas el fiduciario informó acerca de la situación planteada ante el incumplimiento por parte de BONESI S.A. en la transferencia de fondos provenientes de las cobranzas de los créditos que integran el patrimonio fideicomitido, habiéndose cursado, mediante carta documento de fecha 27 de marzo de 2009, intimación a BONESI S.A. para que regularice la transferencia de fondos a las cuentas del fideicomiso.

                       Que asimismo, el fiduciario comunicó, entre las medidas adoptadas, la celebración de una reunión con BONESI S.A., con fecha 7 de abril de 2009 (día del vencimiento del plazo de 5 días hábiles establecido en la carta documento), en la cual el Administrador le manifestó que no cumpliría sus obligaciones de depósito de las cobranzas percibidas en su carácter de agente de cobro.

                       Que, en otro orden, el fiduciario puso en conocimiento de los asistentes a la asamblea que, con fecha 17 de abril de 2009, presentó una medida cautelar -ante el Juez que entiende en la presentación de concurso preventivo del Administrador- , solicitando: “... (a) el depósito en las Cuentas Fiduciarias, de los fondos correspondientes a los Créditos cedidos, retenidos ilegítimamente por Bonesi... y (b) el cese de la retención de los pagos de los Créditos, que los deudores de los mismos efectúen o hayan efectuado a Bonesi en su carácter de Administrador del Fideicomiso desde la fecha de los últimos Informes Diarios de Cobranza que fueran remitidos al Fiduciario...” y subsidiariamente “...la traba de un embargo sobre las cuentas de Bonesi y la designación de un interventor recaudador”.

                        Que, por último, el fiduciario hace referencia al resultado de una segunda reunión mantenida con el Administrador –el 20.04.09-, en la cual BONESI S.A. habría manifestado su pretensión de financiarse –para sostener su actividad- con el producido de los activos fideicomitidos.

                        Que, en consecuencia, el 24.04.09 los tenedores de valores fiduciarios resolvieron: (i) la remoción de BONESI S.A. como Administrador y Agente de Cobro de los créditos fideicomitidos; (ii) la iniciación de una acción penal contra el Administrador y quienes resulten responsables; y (iii) el paso a un cuarto intermedio hasta el lunes 4 de mayo para considerar la designación del Administrador/Agente de Cobro sustituto.

                        Que resulta del caso destacar que tanto la convocatoria a asambleas como la presentación en concurso de BONESI S.A., más allá de otros medios de difusión utilizados, fueron informadas y publicados en la página web de esta Comisión, a través de la AIF, con fechas 8 y 13 de abril de 2009, respectivamente.

                        III.- Requerimientos y contestaciones:

                       Que en virtud de la situación relatada en los párrafos que anteceden se cursó vista a la calificadora, requiriéndole aclaraciones sobre el análisis y consideraciones efectuadas para ratificar la calificación originariamente asignada a los valores fiduciarios, según dictamen del 08.04.09 (fs. 1).

                        Que en su respuesta de fecha 17.04.09 (fs. 6) –producto del requerimiento formulado por el Organismo- la calificadora manifiesta que “...ha analizado también la información citada y ha colocado sus calificaciones en Credit Watch (Listado de revisión Especial)...”, acompañando texto del Comunicado de Prensa difundido por esa entidad (fs. 7/9), respecto del cual merecen destacarse los conceptos que seguidamente se transcriben: “...Los indicadores de mora y pérdidas crediticias de las carteras subyacentes de los fideicomisos emisores se han deteriorado aceleradamente en el último trimestre...Estos indicadores de mora e incobrabilidad son los más elevados desde el año 2005 para el Programa de Fideicomisos Financieros Bonesi y son superiores a los que Standard & Poor’s utilizó en sus escenarios iniciales de stress crediticios”, “...En el caso de los Fideicomisos Financieros Bonesi XVIII, XIX, XX, XXI y XXII, Standard Bank Argentina S.A. (...) en su calidad de fiduciario financiero de dichas transacciones, ha informado a Standard & Poor’s que ciertas cobranzas derivadas de algunos créditos subyacentes del mes de Marzo de 2009 no han sido transferidas a las cuentas del fideicomiso en tiempo y forma”, “ ... A pesar que los títulos Clase A y B de cada fideicomiso cuentan con una protección crediticia provista por los excedentes de spread entre los títulos de deuda y los activos subyacentes, y por la subordinación provista por los certificados de participación...Standard & Poor’s estima que el deterioro de las cobranzas experimentado en el último trimestre podría acelerarse en los próximos meses... lo que podría afectar la capacidad de pago de los títulos... “, “... La revisión de las calificaciones se resolverá dentro de los próximos tres meses...”, y “las calificaciones de algunas o todas las clases de títulos de deuda calificadas podrían ser disminuidas en uno o más niveles”.

                        IV.- Dictamen del 21.04.09 (nuevo requerimiento y su respuesta):

                        Que con fecha 21.04.09 la calificadora emite un nuevo dictamen respecto de los valores fiduciarios en cuestión, colocando las calificaciones de los Títulos clase A y B raAAA, raA- y raBBB en revisión con implicancias negativas en la escala nacional de calificaciones para Argentina (fs. 22/34).

                        Que como fundamento de esa calificación, en el respectivo documento se lee: “Las calificaciones otorgadas a los certificados de participación A y B de las series emitidas por BONESI S.A. se sustentan en las siguientes características:... La buena calidad de la administración de las carteras de los préstamos securitizados”, mientras que en el mismo instrumento, al justificarse la revisión de las calificaciones, se manifiesta: “... Standard Bank Argentina S.A. en su calidad de fiduciario financiero... ha informado a Standard & Poor´s que ciertas cobranzas derivadas de algunos créditos subyacentes del mes de marzo de 2009 no han sido transferidos a las cuentas del fideicomiso en tiempo y forma de acuerdo a lo que estipulan los términos y condiciones de los documentos de las transacciones...” y “... luego del reciente anuncio de la convocatoria de acreedores financieros del originador, administrador y agente de cobro de las transacciones, Bonesi S.A., Standard & Poor’s considera altamente probable que los indicadores de comportamiento crediticio de las carteras subyacentes de los fideicomisos se deterioren aún más en los próximos meses...”, reiterando lo expuesto en el Comunicado de Prensa en cuanto a que “...como consecuencia de esta revisión las calificaciones de algunas o todas las clases de títulos de deuda calificadas podrían ser disminuidas en uno o más niveles”.

                        Que a partir del conocimiento del Comunicado de Prensa y del dictamen de fecha 21.04.09 se elaboró, en el ámbito de la Subgerencia de Calificadoras de Riesgo, el informe obrante a fs. 39/41, en el que se formulan –entre otras- las siguientes observaciones: i) falta de consideración en el análisis efectuado en la reunión de calificación del 08.04.09 de la información del fiduciario STANDARD BANK ARGENTINA S.A. sobre las cobranzas de los créditos, conocida en marzo del 2009, ii) Contradicciones en los fundamentos vertidos en el dictamen del 21.04.09 centradas en las características y capacidad señaladas respecto del Administrador y la retención de fondos por parte de éste, sin transferirlos a las cuentas fiduciarias.

                        Que con fecha 27.04.09 se cursó vista del informe al que se hace referencia en el párrafo inmediato anterior, requiriéndole a la calificadora se expida sobre la vigencia de las calificaciones otorgadas teniendo en cuenta “.. los resultados de la asamblea de inversores, la iniciación de una acción penal contra el administrador, la supuesta retención de fondos del fiduciante y la utilización del fondo por riesgo de administración”

                        Que, en su contestación del día 6 de mayo de 2009, la calificadora reconoce no haber considerado como uno de los factores que fundamentan la revisión de la calificación –en su dictamen del 21.04.09- la falta de transferencia de fondos a las cuentas fiduciarias.

                        Que, en otro orden, la calificadora sostiene en su responde que ha analizado toda la información generada sobre el administrador lo cual “...puede, en su caso, resultar en la modificación de la calificación de alguna o todas las clases de títulos calificados bajo los fideicomisos”, sin justificar la falta de actualización y adecuación de la nota asignada con la celeridad que imponen las circunstancias, demostrando una lentitud y una falta de capacidad de respuesta que no se condicen con las obligaciones exigibles a la entidad en el cumplimiento de las tareas de calificación.

.                       V.- Normativa aplicable y conclusiones:

                        Que todo lo hasta aquí expuesto, considerando particularmente la conducta de la calificadora en el desempeño de las tareas de calificación de valores negociables que cuentan con autorización de oferta pública, merece ser ponderado a la luz de las disposiciones legales y reglamentarias en vigencia.

                        Que según se desprende de los considerandos del Decreto N° 656 del 23 de abril de 1992 la calificación de riesgo de los valores negociables a colocarse a través del régimen de oferta pública tiene por objeto satisfacer la demanda de información del público inversor.

                        Que por otra parte el artículo 4° del Decreto N° 656/92 (mod. Decreto N° 749/2000) dispone que “Las sociedades calificadoras de riesgo deberán revisar en forma continua las calificaciones que efectúen, debiendo informar inmediatamente las causas por las cuales dejan de hacerlo”, agregando que “... deberán asimismo informar a la autoridad de control y hacer públicos sus dictámenes en la forma y con la periodicidad que determine la COMISION NACIONAL DE VALORES”.

                        Que en concordancia con lo señalado en la reglamentación dictada por esta Comisión se reitera la obligación a cargo de las sociedades calificadoras de riesgo de revisar en forma continua las calificaciones que efectúen (artículo 5° del Capítulo XVI de las NORMAS (N.T. 2001 y mod.)).

                        Que de conformidad con lo prescripto por el artículo 14 del Decreto N° 656/92 (mod. Decreto N° 749/2000) “... la calificación original y las efectuadas con posterioridad..., deberán otorgarse de acuerdo a los antecedentes provistos por la empresa que solicita el servicio de calificación y aquellos obtenidos de fuentes propias por la sociedad calificadora, conforme a su metodología y manual de procedimientos”.

                        Que por su parte el artículo 24 del Decreto N° 656/92 (mod. Decreto N° 749/2000) establece que “Los intervinientes en la calificación de títulos valores deberán emplear en el ejercicio de sus funciones el cuidado y diligencia de un buen hombre de negocios, quedando sujetos a las responsabilidades profesionales, civiles y/o penales que puedan derivarse de su actuación y/o participación dolosa”.

                        Que lo expuesto adquiere relevancia atendiendo a que la información a suministrar al público inversor (consumidores financieros), con potencialidad para afectar intereses económicos, debe resultar primordialmente eficaz y precisa a los fines de fundamentar la “...capacidad de atender, regularmente, en los tiempos previamente fijados, el pago de las obligaciones derivadas de la deuda contraída” (Ontiveros, Manzano y Valero, en “Mercados Financieros Internacionales”, pág. 427, ed. 1991).

                        Que en tal sentido cabe coincidir en que la calificación de riesgo es uno de los principales factores a ponderar a la hora de la toma de decisiones por parte de los potenciales inversores.

                        Que la exposición de los hechos precedentemente realizada lleva a concluir, preliminarmente, que la calificadora en su actividad de evaluación debió extremar los recaudos utilizando y ponderando toda la información disponible, la cual se aprecia que, en todo momento, ofreció un cuadro representativo de la situación por la que atravesaba el fideicomiso financiero; ello a partir, fundamentalmente, de la posición judicial y la conducta de uno de las partes esenciales del contrato que da origen al negocio (el fiduciante/administrador/agente de cobro), ello con independencia –cabe remarcar- de la información que efectivamente le suministraran las entidades que actúan como fiduciarios.

                        Que prima facie, como consecuencia de los hechos detallados se advierte la existencia de circunstancias que pudieron tornar exigible una actualización inmediata y adecuada de la calificación.

                        Que en consonancia con lo expresado se aprecia pertinente puntualizar que las reglas impuestas por el Decreto y las disposiciones reglamentarias citados son de cumplimiento obligatorio para la calificadora.

                        Que no puede dejar de resaltarse que la conducta de la calificadora al haber revisado la calificación sólo luego del requerimiento formalizado por el Organismo, así como el hecho de no haber actualizado la misma adecuándola a la imprescindibe ponderación de la información disponible (deterioro en los niveles de mora de los deudores de los créditos cedidos; falta de transferencia de fondos a las cuentas fiduciarias; presentación en concurso preventivo del Administrador; convocatoria y temas a tratar en asambleas de beneficiarios; remoción del Administrador; acciones judiciales incoadas por el fiduciario; estado de los fondos de reserva que pueden aplicarse al pago de los servicios de los valores fiduciarios) son todas circunstancias que reunidas llevan a considerar que en el caso pueda existir infracción a lo prescripto en los artículos 4°, 14 y 24 del Decreto N° 656/92 (mod. Decreto N° 749/2000) y al artículo 5° del Capítulo XVI de las NORMAS (N.T. 2001 y mod.).

                        Que, en consecuencia, resulta procedente en esta instancia la apertura de la vía sumarial a fin de determinar el posible incumplimiento a la normativa indicada por parte de STANDARD & POOR´S INTERNATIONAL RATINGS LLC. SUCURSAL ARGENTINA”, y de los representantes legales e integrantes del Consejo de Calificación de esa entidad a la época de los hechos examinados.

                       Que, en virtud de lo dispuesto por el artículo 1º inc. c) del Capítulo XXIX de las NORMAS (N.T. 2.001 y mod.), se deja constancia en forma expresa que las referidas posibles infracciones reciben en esta instancia un encuadramiento legal meramente provisorio.

                       Que la presente Resolución se dicta en uso de las atribuciones conferidas por los artículos 10 y 12 de la Ley Nº 17.811 (texto modificado por el Decreto Nº 677/01) y el artículo 25 del Decreto 656/92 (texto modificado por Decreto Nº 749/00) .

 

                        Por ello,

                                   LA COMISION NACIONAL DE VALORES

                                                           RESUELVE:

ARTICULO 1º.- Instruir sumario a STANDARD & POOR’S INTERNATIONAL RATINGS LLC, SUCURSAL ARGENTINA, sus representantes legales al momento de los hechos analizados Señores Eduardo Enrique REPRESAS (L.E. N° 4.981.915) y Alfredo Lauro ROVIRA ( L.E. N° 4.449.512) y a los miembros del Consejo de Calificación intervinientes en los procesos de calificación examinados Señores Sergio FUENTES (D.N.I. N° 18.171.022), Sebastián BRIOZZO (D.N.I. N° 21.842.875), Sebastián LIUTVINAS (D.N.I. N° 27.375.820), María Sol VENTURA (D.N.I. N° 27.286.454) y Sergio Adrián GARIBIAN (D.N.I. N° 22.808.597), por la posible infracción a lo dispuesto en los artículos 4°, 14 y 24 del Decreto N° 656/92 (mod. Decreto N° 749/2000) y al artículo 5° del Capítulo XVI de las NORMAS (N.T. 2001 y mod.).

ARTICULO 2º.- A los fines previstos por los artículos 12 de la Ley Nº 17.811 (texto modificado por Decreto Nº 677/01) y 8° del Capítulo XXIX de las NORMAS (N.T. 2001 y mod.), se fija audiencia preliminar para el día 18 de Noviembre de 2009 a las 11 horas.

ARTICULO 3º.- Designar conductor del presente sumario al Sr. Alejandro VANOLI, Vicepresidente.

ARTICULO 4º.- Encomendar a la Subgerencia de Sumarios la designación del profesional de apoyo dentro de los TRES (3) días de la presente resolución (conf. artículo 1º, inciso d) del Capítulo XXIX de las NORMAS (N.T. 2001 y mod.).

ARTICULO 5º.- Correr traslado de los cargos a los sumariados por el término y bajo apercibimiento de ley con copia autenticada de la presente Resolución.

ARTICULO 6º.- Regístrese y notifíquese con copia autenticada de la presente Resolución a la BOLSA DE COMERCIO DE BUENOS AIRES, a los efectos de su publicación en el Boletín Diario de dicha entidad e incorpórese en el sitio web del Organismo en www.cnv.gov.ar.

Firmado: Eduardo HECKER, Presidente; Alejandro VANOLI; Vicepresidente; Dr. Héctor O. HELMAN, Director.