68.259/00 Comisión Nacional de Valores c/Nougues Hnos. S.A. s/asamblea 29-11-96/20-12-96.

 

 

Buenos Aires, 28 de junio de 2002.

Y VISTOS:

I-             Fernando Secundino del Corazón de Jesús Nougués –por derecho propio-, interpuso recurso extraordinario a fs. 583/590 (arts. 14 y 15, ley 48 y 257, 280 Cpr.) contra la resolución de fs. 569.  Fue respondido por la representación de la Comisión Nacional de Valores a fs. 597/607.

II-           Se desestimará el recurso propuesto.

(a)          Fueron juzgadas aquí cuestiones cuyo discernimiento corresponde exclusivamente a los jueces de la causa, no comprendidas en el art. 14 de la ley 48 (Fallos 242:179; entre otros).

Las discrepancias de la recurrente son insusceptibles de habilitar la vía extraordinaria; cuya apertura no se ordena a sustituir a los jueces titulares en las decisiones atinentes a los temas que les son privativos (Fallos, 275:35, 280:320, 295:173, y 302:909; esta Sala, in re: “Noel y Cía. S.A. s/concurso preventivo s/inc. de verif. por M.C.B.A.”, del 17-4-91, entre otros).

(b)          Cierto es que la quejosa sostuvo que la sentencia involucró materia comprendida en el art. 14 inc. 1 y 2 de la ley 48.  Mas la cuestión a la que alude con invocación de la Ley 17.811 (arts. 6; y 12 y 14), no exhibe relación directa e inmediata con lo decidido en autos.  Es perceptible que la solución que se proveyó prescindió de esa normativa (cfr. dictamen del Procurador Fiscal, fs. 562/568 y resolución de esta Alzada fs. 569) para basarse en disposiciones que no son de esa especie (se trata del art. 59 LSC). En tales condiciones, es improcedente el recurso (art. 15 ley cit.; Fallos 305:2096, id. 307:2131, entre otros).

(c)          Cabe, finalmente, realizar algunas precisiones en torno a la “arbitrariedad” alegada.

Tal doctrina no tiene por objeto corregir en tercera instancia fallos presuntamente equivocados, sino cubrir graves defectos del pronunciamiento, por apartamiento inequívoco de la normativa vigente o carencia de fundamentación (C.S.J.N., 11-4-85, E.D. 114-144; Fallos 311:345 y 571).

En el sub-lite con la denuncia de arbitrariedad sólo se ha puesto de manifiesto inteligencia distinta a la expresada en la sentencia resistida.  El tenor de las refutaciones que se ensayan muestran por sí mismo que al fallo precedente consideraciones suficientes para sustentarlo, y que no se encuentra fundado en la mera voluntad de los juzgadores (Fallos: 304:112; 303:1526; 313:473;313:1222).

III-        Desestímase el recurso extraordinario.  Con costas (Cpr. 69).

Devuélvase, encomendándole al a-quo las notificaciones.

 

FIRMADO: María L. Gomez Alonso de Díaz Cordero – Ana I. Piaggi – Enrique M. Butty.