Resolución Nº 15.112

 

BUENOS AIRES, 7 de julio de 2005

 

RESOLUCION N° 15.112

 

                        VISTO las presentes actuaciones N° 686/98 “Automotores y Servicios Grandola y Donatti S.A. s/ Denuncia incumplimiento al deber de información periódica y ocasional c/ Renault Argentina S.A. (Ex Ciadea)” y lo dictaminado por la Subgerencia de Asesoramiento Legal  y;

 

                        CONSIDERANDO:

                        Que por Resolución N° 14.746 de fecha 26 de Febrero de 2004 la COMISION NACIONAL DE VALORES dispuso instruir sumario a RENAULT ARGENTINA S.A., a los miembros de su directorio Sres. Manuel F. Antelo, Luc Alexandre Menard, Francois Schwartz, José L. Goñi, Gilles Normand, Máximo Bomchil, y Carlos Ghosn por la posible infracción a los arts. 43, 51 y 52 del Código de Comercio, 63 punto 2, I a) y 65 de la LSC art. 2° del Cap. XVIII de las NORMAS (N.T.1997) y a sus síndicos titulares Sres. Hugo A. Luppi, Esteban L. Louge, y Alberto A. Allemand por la presunta infracción al art. 294 inc. 5° y 9° de la LSC a los efectos de determinar si la firma cotizante incurrió en infracción al no reflejar en sus balances correspondientes al año 1997 y primer trimestre del año 1998, el reintegro del margen del 2% comisional a sus concesionarias.

                     Que dicho margen comisional es el porcentaje reconocido por las terminales automotrices a sus concesionarias por su participación en la venta a través de contratos de ahorro previo de los automotores que producen y comercializan.

                        Que el 25.03.1991 tuvo lugar un acuerdo celebrado por la Secretaría de Industria en representación del Gobierno Nacional, representantes de las entidades empresarias, las automotrices, ACARA, y las organizaciones sindicales, mediante el cual suscribieron un convenio destinado a la reactivación y crecimiento del sector automotriz con la finalidad de rebajar el precio en dólares de los automóviles, en aquel momento, para lo cual asumieron distintos compromisos.

                        Que a tal efecto, el Gobierno Nacional aportaba desgravación impositiva; los proveedores nacionales de autopartes, rebaja de precios, los sindicatos un aporte mediante una negociación en curso, las terminales no trasladarían al precio de los automóviles el aumento de los costos en dólares de los meses de enero y febrero de 2001 y las concesionarias representadas por ACARA una reducción del 2% de las comisiones a percibir.

                        Que dicho convenio fue renovado el 24.10.1991 hasta el 31.12.92 y durante su vigencia el 25.08.92 RENAULT ARGENTINA S.A.  emitió la Circular DC –191/92 mediante la cual hizo saber a sus concesionarios que a partir del 01.09.92 los vehículos vendidos a través de contratos de ahorro previo serían facturados en forma directa a nombre del cliente y los concesionarios percibirían como única retribución por su participación en esas ventas el 13% del precio básico sin IVA.

                        Que el 25.08.92 RENAULT ARGENTINA S.A. y la Comisión Coordinadora de Concesionarios RENAULT suscribieron un acuerdo en el que manifestaron que el margen comisional fijado como retribución total y única de los concesionarios en las ventas efectuadas por contratos de ahorro previo consistente en el 14% (13% + 1 adicional) ligado a la Circular N° 191 se mantendría vigente mientras rigiera el Convenio y que de eliminarse el descuento comprometido por ACARA, el margen comisional sería del 16% (15 + 1 adicional).

                        Que el 31.05.93 el Gobierno Nacional y las entidades productivas renovaron el compromiso asumido el 24.10.91 cuya vigencia expiró el 31.12.92 mediante un acuerdo en el que no participaron ni ACARA ni los concesionarios como tampoco lo hicieron en la renovación concertada el 02.08.94.

                        Que a partir de dichos convenios se suscitó una controversia en torno al margen comisional que determinó que ACARA como la Coordinadora decidieran denunciar el convenio.

           Que el 21.12.92 (fs.13) la Coordinadora remitió a RENAULT ARGENTINA S.A. una nota informando su decisión de no prorrogar el Convenio y solicitaron la restitución del 2% de margen comisional oportunamente cedido.

                        Que esa solicitud fue rechazada por RENAULT ARGENTINA S.A. así como los reclamos que posteriormente se le efectuaron en igual sentido.

                        Que en la instrucción del sumario, la Subgerencia de Coordinación Económica y Contable de esta COMISION NACIONAL DE VALORES en su dictamen de fs. 117, luego de analizar los antecedentes del caso, concluyó que no se habría procedido a previsionar en los estados contables de RENAULT ARGENTINA S.A. correspondiente al año 1997 y primer trimestre de 1998  la deuda por el diferencial del 2% del margen comisional.

                        Que al ser requerida la firma RENAULT ARGENTINA S.A. sobre el tratamiento contable brindado a ese 2% comisional, la sociedad explicó que consideraba inexistente el importe retenido o adeudado y por lo tanto no había procedido a previsionar suma alguna (fs.373/4).

                        Que por su parte la Subgerencia de Coordinación Jurídica de esta COMISION NACIONAL DE VALORES a fs. 367 sostuvo que al perder vigencia el 31.12.92 el acuerdo de renovación del convenio, resultaba exigible por las concesionarias a partir de esa fecha, la diferencia del 2% en el margen comisional que habían cedido por el Convenio, criterio que fue conformado por la Gerencia respectiva a fs. 388.

                        Que de esa forma a fs. 379/383 la Subgerencia de Coordinación Económica   y   Contable   concluyó  sobre   la   base   de    lo  reseñado


precedentemente que RENAULT ARGENTINA S. A. tendría un pasivo originado en la presunta retención del 2% de margen comisional a favor de las concesionarias que no se encontraba reflejado en sus estados contables.

                        Que en virtud de ello se instruyó sumario a RENAULT ARGENTINA S.A. a sus directores y síndicos por considerarse que sus estados contables no se encontraban llevados de conformidad a lo preceptuado por el art. 43 y ss. del Código de Comercio, la Ley de Sociedades Comerciales y la reglamentación dictada por la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas  y por este Organismo, por la presunta falta de registración del pasivo originado por la retención del 2% del margen comisional sobre las ventas por medio de contratos de ahorro previo a sus concesionarios.

                        Que igualmente se entendió que al haber quedado sin efecto el descuento en el margen comisional comprometido por las concesionarias por agotamiento del plazo contractual, la eventual retención por parte de RENAULT ARGENTINA S.A. del porcentaje oportunamente cedido, constituiría contablemente una deuda cierta integrante del pasivo que debió haber sido contabilizada por la emisora, dado que al estar basada en hechos existentes no puede ser considerada como una contingencia.

                        Que de acuerdo a dicho criterio, se cuantificaron los montos no contabilizados en los estados contables de RENAULT ARGENTINA S.A. en $ 7.604.765 para el periodo 31.12.97 y en $ 6.340.785 para el periodo cerrado al 31.12.98 y, se estimó la incidencia del sucesivo proceso de acumulación de las omisiones sobre los balances, indicando que el resultado del periodo 31.12.97 pasaría de ganancia a pérdida y el resultado del periodo al 31.12.98 disminuiría un 24,47% y que, por consiguiente, el pasivo de RENAULT ARGENTINA S.A. estaría subvaluado en un 10,84% al 31.12.97 y 10,18% al 31.12.98.

                        Que en consecuencia las normas legales supuestamente infringidas eran los arts. 43, 51, y 52 del Código Comercio, art. 63 punto 2 apartado I. a) y 65 inc. b) de la Ley de Sociedades Comerciales, al igual que la Resolución Técnica N°  10 del  Consejo  Profesional de Ciencias Económicas y


por fin el art. 294 inc. 5° y 9° de la Ley de Sociedades Comerciales.

                        Que para la instrucción del sumario se tomó en cuenta que es misión del Organismo controlar los balances y demás documentación contable de las emisoras para que presenten una confección regular y ajustada a la normativa de aplicación y que el alcance de la decisión acerca de la corrección o no de una determinada forma de contabilización, no importa determinar o juzgar la existencia o inexistencia del crédito contabilizado.          

                        Que luego de la instrucción sumTimes New Roman se procedió a notificar debidamente a los sumariados, quienes con fecha 01.04.04 presentaron sus descargos, así los Dres. Hugo Alberto Luppi, y Alberto Adolfo Allemand (fs.781/ 798) y Esteban Luciano Louge a fs. 823,  RENAULT ARGENTINA S.A. a fs. 824/856 y los miembros del Directorio de la Sociedad a fs.857/858, quienes sin perjuicio de sus respectivas defensas procedieron a  ofrecer prueba.

                        Que con fecha 12 de abril de 2004 mediante presentación firmada por los representantes legales de RENAULT ARGENTINA S.A. solicitaron la acumulación a estas actuaciones del expediente N° 252/04 “Renault Argentina S.A. s/ Diferencias por margen comisional en ejercicios posteriores al 31.12.98” que tramitan ante la Gerencia de Fiscalización y Control de esta COMISION NACIONAL DE VALORES donde se lleva a cabo el análisis de hechos similares a los aquí investigados, pero en balances posteriores a los que se circunscriben en este sumario.

                        Que ante ello, previa certificación de las actuaciones el Conductor del sumario dispuso con fecha 20 de abril de 2004 suspender el trámite de estas actuaciones hasta tanto la Gerencia de Fiscalización y Control analizara lo atinente a los estados contables de RENAULT ARGENTINA S.A. en el citado expediente N° 252/04 y eventualmente lo elevara al Directorio para su ulterior acumulación.

                        Que transcurrido prácticamente un año de dicha suspensión el Conductor del sumario decidió la reapertura de las actuaciones debido a que la tramitación  del  Expediente N° 252/04 no había alcanzado hasta dicha fecha el


estado de trámite de las presentes, razón por la cual se consideró que no era factible mantener en estado latente los presentes actuados, por lo que con fecha 29 de marzo de 2005 dispuso dejar sin efecto dicha suspensión y proseguir su tramitación hasta su conclusión.

                        Que dicha medida fue notificada a las partes quienes la consintieron en forma expresa y procedieron al agregado del fallo judicial recaído en la causa seguida por “Automotores y Servicios Grándola S.A. c/ CIADEA S.A. y otros s/ Ordinario”.

                        Que el 27 de abril de 2005 se procedió a fijar audiencia de conformidad a lo dispuesto por el art. 2° de la Resolución N° 14.746 conforme a lo previsto por el art. 12 de la Ley N° 17.811 (Dec.677/01) y art. 8° de las NORMAS (N.T.2001) para el día 06 de Mayo de 2005 a las 11,30 hs. compareciendo a la misma, las personas indicadas en el acta de fs. 968.

                        Que en dicha audiencia, luego de hacérseles saber a los participantes de la misma la aceptación de la prueba documental aportada, los sumariados a través de sus representantes legales luego de deliberar resolvieron a los efectos de una mayor economía procesal y celeridad de procedimientos, desistir de las pruebas testimonial y parcial ofrecidas prestando su expresa conformidad al efecto, al igual que Alberto Adolfo Allemand que lo hizo por escrito a fs. 169, notificándoseles a los mismos que de acuerdo a las disposiciones procesales de este sumario podían presentar el memorial en el plazo de diez días.

                        Que el 16 de mayo de 2005 Hugo Alberto Luppi y Alberto Adolfo Allemand presentaron su memorial, al cual se adhirió Esteban Luciano Louge a fs. 976 y el 17 de mayo de 2005 hizo lo propio el representante legal de RENAULT ARGENTINA S.A. y a fs. 984 el Dr. Hugo Pedro Lafalce en representación de los Dres. Máximo Luis Bomchil, Manuel Fernando Antelo, Luc Alexandre Menard, Francois Schwartz, Gilles Normand, Carlos Ghosn y José Javier Goñi.       

                        Que dada la similitud de los descargos efectuada por los sumariados habremos de considerarlos en su conjunto y siguiendo el orden propuesto por las respectivas defensas, por lo que habremos de considerar en primer término la defensa de prescripción, y luego la presunta violación del principio “non bis in idem”, antes de efectuar las consideraciones pertinentes. 

           a) Que la defensa de los sumariados sostiene, que respecto de las facultades sancionatorias que posee la COMISION NACIONAL DE VALORES por los periodos anteriores a la vigencia del Decreto N° 677/01 (art. 10 bis. Ley 17.811) debe aplicarse por vía analógica, la prescripción de dos años contemplada en el art. 62 del Código Penal para las acciones cuando se tratare de hechos reprimidos con multa y que por tal motivo la acción por los ejercicios 1997 y 1998 se halla prescripta.

                        Que al respecto no hay duda que la Ley N° 17.811 antes de la sanción del Decreto N° 677/01 no había previsto un plazo de prescripción de la acción, ante dicha situación y el planteo de prescripción respecto de situaciones anteriores a la sanción del citado decreto, debía integrarse ese vacío legal mediante un procedimiento analógico.

                        Que es fundamental para el funcionamiento de la analogía que el caso sea semejante substancialmente al previsto por la norma, es decir que uno y otro tengan elementos comunes y al respecto señala Manuel M. Diez,  Derecho Administrativo T° I 1963 Omeba, pag. 163 nota al pie 131 “...que en el caso de lagunas en el ordenamiento positivo administrativo debe hacerse lugar a la aplicación analógica de otras normas contenidas en el ordenamiento administrativo o en los principios generales del derecho”.

                        Que siendo ello así corresponde integrar el vacío legal existente en la Ley N° 17.811 respecto de la prescripción con la solución que otorga otra norma administrativa que trate una materia similar, cual es la Ley de Entidades Financieras en su art. 42 último párrafo que establece: “La prescripción de la acción que nace de las infracciones a que se refiere este artículo se operará a los seis años de la comisión del hecho que la configure.  Ese plazo se interrumpe por la comisión de otra infracción y por los actos y diligencias de procedimientos inherentes a la sustanciación del sumario, una vez abierto por resolución del Presidente del Banco Central de la República Argentina....”.

                        Que sobre dicho aspecto la justicia tiene dicho que no es de la esencia de las sanciones disciplinarias como las que aplica esta COMISION NACIONAL DE VALORES que se apliquen las reglas del derecho penal ya que éstas no participan de las medidas represivas del Código Penal,  ni importan el ejercicio de la jurisdicción criminal propiamente dicha, ni del poder ordinario de imponer penas, “el ejercicio de la potestad sancionatoria es administración y el de la potestad criminal es justicia (Jiménez de Asúa. C. N. A. Cont. Adm. 19.02.98 Banco Alas Coop. Ltdo (en liquidación) y otros c/ Banco Central de la República Argentina).

                        Que asimismo diversos y reiterados fallos jurisprudenciales tienen dicho que “la faz sancionadora del Derecho Administrativo no se encuentra regida por los principios que informan estrictamente al Derecho Penal (C. N. A. Cont. Adm. “Aceitera Chabas” del 25.10.94; “Vicentín S. A. I. C. c/ Instituto Argentino de Sanidad y Calidad Vegetal” del 17.05.94 y “Francisco A. López c/ Instituto Nacional de Semillas” del 07.09.94, concluyendo que el procedimiento administrativo disciplinario y el proceso penal son diferentes por su génesis, sus fines y sus sanciones...”.

                        Que en consecuencia, dado que la única analogía posible en esta instancia debe efectuarse con el art. 42 última parte de la Ley de Entidades Financieras que establece que el término de prescripción de la acción es de seis años, término que no se cumplió al momento de la instrucción sumTimes New Roman, la defensa de prescripción debe ser rechazada.

                        b) Sostiene asimismo la defensa, en otro de los puntos de sus descargos,  que el principio constitucional  “non bis in idem” según el cual nadie puede ser sometido a proceso mas de una vez por el mismo hecho, ha sido infringido en el presente sumario.

                        Que el análisis de los hechos y circunstancias revelan que la COMISION NACIONAL DE VALORES no ha incurrido en tal extremo de ninguna manera.

                        Que efectivamente la COMISION NACIONAL DE VALORES impuso la sanción de multa por valor de $ 50.000 a la firma RENAULT ARGENTINA S.A. a través de la Resolución N° 14.125 de fecha 21 de Febrero de 2002, por  infracción a los arts. 2° y 3° inc. 9° del Cap. XXI de las Normas (N.T. 2001).  Es decir, que la sanción fue aplicada por omisión al deber de información, dado que la entidad en atención a encontrarse en el régimen de oferta pública, debía dar cabal cumplimiento al Organismo, de informar todas las causas judiciales de cualquier naturaleza que promueva o se le promuevan, de importancia económica significativa o de trascendencia para el desenvolvimiento de sus actividades. 

                        Que la sustracción de la sociedad a ese deber de información ameritó la aplicación de la sanción de multa aplicada, la cual fue confirmada por la Excma. Cámara Comercial,  por la Sala “E”  el 16.09.2003  

                        Que el presente sumario instruído a la sociedad a través de la Resolución N° 14.746 de fecha 26 de Febrero de 2004 tiene por finalidad investigar la presunta omisión de registración contable del pasivo presuntamente originado por la retención del 2% del margen comisional respecto de los concesionarios de la marca, en los balances correspondientes a los periodos 1997 y 1998.

           Que es evidente entonces, que las investigaciones llevadas a cabo por la COMISION NACIONAL DE VALORES no incurren en el quebrantamiento del principio “non bis in idem”,  dado que las investigaciones se efectuaron respecto de hechos diferentes y estados contables distintos, por la cual no puede aducirse un desdoblamiento y reproducción de similares cargos, razón por la cual la citada defensa no puede prosperar.

                        c) Que luego de detallar los elementos que dieron lugar a la instrucción del sumario, y despejar las defensas interpuestas por los sumariados, no puede dejarse de señalar que en el ámbito de esta COMISION NACIONAL DE VALORES el contenido del presente sumario, se encuentra circunscripto a determinar si  RENAULT ARGENTINA S.A. debía o no previsionar el 2% comisional en los balances investigados.

                        Que  la   COMISION  NACIONAL  DE   VALORES  es  órgano   de


contralor de la oferta pública y como tal dicta sus NORMAS y en consecuencia podrá por imperio de la ley N° 17.811 hacer cumplir las mismas, pero debe entenderse que este Organismo como tal, no forma parte del Poder Judicial, y no puede a través de sus resoluciones, crear, conferir o cercenar presuntos derechos relativos a obligaciones contractuales entre la cotizante y sus concesionarios.

                        Que de acuerdo a la normativa de la COMISION NACIONAL DE VALORES y al objetivo del presente sumario se han tomado en consideración los siguientes elementos de juicio:

           1) El examen de los estados contables de la sumariada por los ejercicios concluidos el 31 de diciembre de 1997 y 1998 revela que los auditores externos de RENAULT ARGENTINA S.A. (DELOITTE & CO S.R.L.) no registraron diferencias de facturación o saldos en discusión que pudieran considerarse pasivos omitidos, lo cual implica que si los concesionarios en su gran mayoría certifican que una deuda no existe, no parece ajustado a derecho exigirle al presunto deudor la contabilización de un pasivo inexistente.

                        2) Que la acción judicial intentada por “TOMMASI AUTOMOTORES S.A. c/ CIADEA S.A. y otros s/ Ordinario” entablada ante el Juzgado en lo Comercial N° 1 Secretaría N° 1 fue rechazada, y en la acción intentada por “AUTOMOTORES GRANDOLA  y CIA c/ CIADEA Y OTROS s/ ORDINARIO”  la Sala “B” de la Cámara Comercial con fecha 23 de diciembre de 2004 rechazó la demanda en cuanto a la suma total peticionada, reconociendo una suma ínfima respecto al reclamo efectuado sujeta a verificación por un árbitro, -y que por otra parte la cotizante previsionó—lo cual pone de manifiesto  la inconsistencia de la deuda reclamada por los denunciantes en estos actuados.

                        3) Que la cotizante el 10.09.96 había dado de baja  por razones que escapan a la jurisdicción y competencia de este Organismo, como concesionario de RENAULT ARGENTINA S.A. a la denunciante “AUTOMOTORES Y SERVICIOS GRANDOLA S.A.” y asimismo durante el año


1997 y el primer trimestre de 1998 -periodos investigados en el sumario- a las siguientes firmas CARMIRET S.A. el 04.01.97 mediante convenio; LIPARA-TOMADA S.A. el 08.01.97 por convenio; CONTIN LA PLATA S.A. el 20.02.97 por cancelación; AUTOFRAN S.A. el 12. 02.97 por convenio; AUTOMOTORES MARTURANO S.A. el 07.03.97 por convenio; DONATTI HNOS S.A. el 08.04.97 por cancelación; OSNO S.A. el 10.05.97 por convenio; DANTYE J. ROZE S.A. el 12.07.97 por cancelación; FORTALEZA DE LA FRONTERA S.A. el 25.08.97 por cancelación; TOTOTRAL S.A. el 30.10.97 por convenio; CERROMOTOR S.A. el 02.01.98 por convenio; AUTOGRAMA S.A. el 19.01.98 por convenio; AUTOMENDOZA S.A. el 31.01.98 por convenio; NERCES BALIAN S.A. el 28.02.98 por convenio; ONOFRE H. SALA E HIJOS S.A. el 12.03.98 por convenio; VITESSE S.A. el 31.03.98 por convenio; MIGLIAZA AUTOMOTORES  S.A. el 22.05.98 por convenio.

                      4) Que en los citados convenios de extinción por mutuo acuerdo del contrato de concesión de RENAULT ARGENTINA S.A. con sus ex concesionarios acompañados como prueba documental, se saldan todas las diferencias existentes con cada uno de los mismos, incluidas las cesiones de márgenes comisionales y, concluida la resolución contractual quedaba cerrada para ambas partes toda posibilidad de reclamo alguno.

                        5) Que de la prueba documental aportada por la sumariada, las liquidaciones efectuadas por RENAULT ARGENTINA S.A. a sus concesionarios y ex concesionarios de los márgenes comisionales respectivos durante los periodos investigados sobre ventas con Plan Rombo no se observan reclamos.

                      6)  Que de los anexos de documentación aportada por la firma RENAULT ARGENTINA S.A. se halla agregada la nota firmada por el Sr. Aurelio DONATTI por DONATTI HNOS S.A. dirigida a CIADEA S.A. y  PLAN ROMBO S.A  en la que manifiesta su conformidad con la política comercial de la empresa a partir de los acuerdos suscriptos a instancia del PEN para la reactivación y crecimiento del sector automotriz de fecha 25 de marzo de 1991 como de sus posteriores prórrogas. En la misma nota ratifica su conformidad con el sistema de montos y diferencias entre precios de venta a concesionarios y sugeridos de venta al público implementado a partir de los acuerdos indicados, y con los márgenes comisionales que les fueran liquidados y abonados hasta la fecha por su participación en la operatoria del plan de ahorro según circular N° 191/92. En conclusión deja sin efecto cualquier reclamo o petición que hubiera efectuado respecto del margen comisional en sentido contrario a lo expresado en la nota.

                        7) Que entrando al meollo de la cuestión y partiendo del análisis del acuerdo celebrado el 25.03.91 por la Secretaría de Industria en representación del Gobierno Nacional, ACARA, las entidades empresarias y las organizaciones sindicales, debe concluirse que fue un pacto de naturaleza política con la evidente intención de provocar un aumento de las ventas de automotores en esa época.

                        8) Que dado el éxito obtenido, dicho acuerdo es renovado el  24.10.91 hasta el 31.12.92 tiempo durante el cual RENAULT ARGENTINA S.A. emitió la circular DC 191/92 mediante la que hizo saber a sus concesionarios  que a partir del 01.09.92 los vehículos vendidos a través de contratos de ahorro previo serían facturados en forma directa a nombre del cliente y los concesionarios percibirían como única retribución el 13% del precio basico sin IVA.

                        9) Que dichos acuerdos de conveniencia no fijaron fecha de vigencia y necesariamente debe inferirse que se encontraban atados a las circunstancias socioeconómicas del país en aquel momento, razón por la cual se efectuaban renovaciones anuales.

                     10) Que debe destacarse que ACARA solo intervino en el primero de los acuerdos, por lo tanto, no puede inferirse la obligatoriedad de la cesión por los concesionarios a partir de los sucesivos acuerdos  del margen comisional, si bien ACARA requirió en numerosas oportunidades la devolución del 2% de comisión cedido por los concesionarios en el primer acuerdo, debe entenderse  a  dichos  reclamos como actos de buena voluntad respecto de sus


afiliadas.

                        11) Que por tal motivo los concesionarios no se encontraban obligados a resignar el 2% de las comisiones a partir de los sucesivos acuerdos celebrados sin la participación de su representante, y nadie les impedía disolver la relación nacida del contrato de concesión con RENAULT ARGENTINA S.A., ya que todo contrato es susceptible de revocación con o sin justa causa de conformidad a lo previsto en los arts. 1197 y 1198 del Código Civil.

                        12) Que a todo esto, a partir del 28.08.92 comenzó a regir entre RENAULT ARGENTINA S.A. y sus concesionarios la Circular 191/92, que fue aceptada por la red de concesionarios y con lo cual dejaron de tener aplicación los referidos convenios de reactivación.

                        13) Que de esta forma llegado al periodo que es objeto de investigación en el presente sumario, es decir, el referido a los estados contables de RENAULT ARGENTINA S.A. durante el año 1997 y primer trimestre de 1998, en cuanto a la eventual omisión en el pasivo del 2% comisional respecto de sus concesionarios, debe concluirse que a la fecha investigada los convenios de reactivación respecto de RENAULT ARGENTINA S.A. no regían dado que se encontraba vigente la Circular 191/92,  a lo cual debe adicionársele que los acuerdos celebrados con posterioridad al de fecha 25.03.91 no obligaban a los concesionarios a ceder el 2% comisional.

                      14) Que esta circunstancia, justifica la versión de los auditores externos quienes no registraron diferencias de facturación o saldos en discusión con los concesionarios muchos de los cuales ya habían dejado de pertenecer a la red de concesionarios de la cotizante resolviendo sus diferencias por mutuo acuerdo incluyéndose el tema de los márgenes comisionales.

                     Que en ese contexto, no hay duda que si los concesionarios disconformes consideraron que se encontraban afectados sus derechos, cuanto menos debieron efectuar la promoción de una pretensión judicial declarativa para establecer la legitimidad o no de la subsistencia de la reducción del porcentaje de comisión, ya que ello no puede ser dirimido en el ámbito de la COMISION NACIONAL DE VALORES.

                        Que por lo tanto, dadas las normas de la COMISION NACIONAL DE VALORES y no existiendo un pronunciamiento judicial firme que determine la ilegitimidad de la supuesta retención del porcentaje de comisión, no puede afirmarse la existencia de una contingencia susceptible de previsionar, como tampoco resulta factible su inferencia, lo cual implicaría un atentado al derecho de propiedad, al principio de reserva y a libertad de contratación en grave violación a derechos de neta raigambre constitucional.

                        Que no hay duda que el principio de prudencia exige la descripción de los créditos y una cierta ponderación de la viabilidad de esos créditos no reconocidos y pendientes de reconocimiento o negativa, por parte de los tribunales judiciales, por lo que resulta de toda obviedad que deben contabilizarse las pérdidas cuando se conocen y las ganancias cuando se realizan, lo cual no nos puede conducir al exceso en su aplicación en detrimento de la presentación razonable de la situación financiera y el resultado de las operaciones. 

                        Que a mayor abundamiento, la Resolución Técnica N° 10 de Normas Contables Profesionales (Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas) que en el punto 2.7 referido al tratamiento de contingencias dice:Las contingencias remotas no deben ser contabilizadas ni requieren  ser expuestas en notas a los estados contables. Las contingencias  probables no cuantificables obviamente no pueden contabilizarse, pero sí deben ser expuestas en notas a los estados contables. También deben exponerse en notas las contigencias que no son probables ni remotas”.

                        Que la interpretación de la citada norma permite arribar a un criterio lógico, ya que su aplicación a la situación en debate permite despejar toda duda. En efecto, resulta inexigible una contingencia inexistente, que nunca se materializó, ni fue reconocida en la instancia judicial, por lo tanto no es una contingencia probable ni cuantificable, “ergo” no hay obligación de contabilizar ni previsionar.

                        Que este, por otra parte ha sido el criterio expuesto en el Organismo, a través del dictamen de la Subgerencia de Coordinación Económica y Contable, avalado por la Gerencia de Fiscalización y Control en el Expte. N° 623/00 “Banco de Entre Ríos S.A. s/ Posibles Irregularidades y Omisiones del deber de información ocasional” en la cual se sostuvo que: “ ...no existía hasta ese momento una sentencia que declare los daños y perjuicios pretendidos por el denunciante, lo cual constituye una contingencia incierta, es decir, no probable ni remota y no cuantificable objetivamente sobre sus estados contables”.

                        Que en conclusión, dados los elementos de juicio detallados como la falta de diferencias de facturación detectadas por los auditores externos, el número de ex concesionarios que finalizó su vínculo con RENAULT ARGENTINA S.A. sin reclamo respecto del margen comisional, la falta de obligatoriedad de los concesionarios a ceder el citado margen a partir de la renovación del primitivo convenio de reactivación por la incomparecencia de ACARA en los acuerdos sucesivos, la inexistencia de fallos judiciales firmes que condenen a RENAULT ARGENTINA S.A. a la devolución de las sumas pretensamente adeudadas, nos llevan al convencimiento de que no era exigible a la cotizante la previsión en sus estados contables de las comisiones reclamadas por los denunciantes.

                        Que por lo tanto esta COMISION NACIONAL DE VALORES considera  que en este punto debe absolverse a RENAULT ARGENTINA S.A. como a los miembros de su Directorio, y a los síndicos de la citada entidad  respecto de los cargos investigados a través del presente sumario.

                        Que en atención a las razones de hecho y de derecho expuestas corresponde a) Rechazar la defensa de prescripción. b) Desestimar la defensa de violación al principio “Non bis in idem” y c) Absolver a RENAULT ARGENTINA S.A. y a los integrantes de su Directorio y síndicos de la presunta infracción de no reflejar el 2% comisional detallado en el presente sumario, en los estados contables correspondientes a los distintos periodos del año 1997 y primer trimestre del año 1998 por tratarse de contingencias remotas. 

                        Que la presente se dicta en virtud de las facultades conferidas por el art. 12 y cc. de la Ley N° 17.811.-

 

                        Por ello,

                                   LA COMISION NACIONAL DE VALORES

                                                     RESUELVE:

ARTICULO 1°.-Rechazar la defensa de prescripción de la acción deducida por los integrantes del Directorio y Síndicos de RENAULT ARGENTINA S.A.

ARTICULO 2°.-Desestimar la defensa de violación al principio “non bis in idem”.

ARTICULO 3°.-Absolver a RENAULT ARGENTINA S.A., a sus directores titulares a la época de los hechos investigados Sres. Manuel F. ANTELO, Luc Alexandre MENARD, Francois SCHWARTZ, José J. GOÑI, Gilles NORMAND, Máximo L. BOMCHIL y Carlos GHOSN por la posible infracción a los arts. 43, 51 y 52 del C. Comercio; 63 punto 2, I a) y 65 LSC y 2° del Cap. XVIII de las NORMAS (N.T.1997) que al remitir al punto 8.1.8.1.1.1 Anexo I de ese Capítulo dispone la aplicación de la Resolución Técnica N° 10 y a sus síndicos titulares Sres. Hugo A. LUPPI, Esteban L. LOUGE, y Alberto A. ALLEMAND de la posible infracción al art. 294 inc. 5° y 9° de la Ley de Sociedades.  

ARTICULO 4°.- Regístrese, notifíquese a los sumariados, a la BOLSA DE COMERCIO DE BUENOS AIRES con copia autenticada de la presente resolución, a los efectos de su publicación en su Boletín Diario, e incorpórese en el sitio de la web del Organismo en www.cnv.gov.ar.-

 

Fdo.   Narciso MUÑOZ   Vicepresidente

           Emilio Martín FERRE  Director

           José Luis PUNGITORE  Director