Resolución Nº 14.811

BUENOS AIRES, 27 de mayo de 2004.-

 

 

                             VISTO el Expediente Nº 114/02 rotulado: “BOLDT S.A. s/verificación contable”; lo dictaminado por la Subgerencia de Coordinación Jurídica a fs. 1798/1817; por la  Subgerencia Económica y  Contable a fs. 1819/1825; conformidad prestada por la Gerencia de Fiscalización y Control, y

 

                             RESULTANDO:

                             1.- Iniciación del sumario

                             Que por Resolución Nº 14.332 del 17-10-02 se ordenó la instrucción de sumario a BOLDT S.A. (BOLDT) y a sus directores titulares a la época de los hechos examinados, señores Antonio Angel TABANELLI (A. TABANELLI), Antonio Eduardo TABANELLI (A.E. TABANELLI), Rosana Beatriz Martina TABANELLI (R. TABANELLI), Guillermo José EUMANN (EUMANN), Mario Fernando RODRIGUEZ TRAVERSO (TRAVERSO) y Jorge Raúl PIQUÉ (PIQUÉ), por la posible infracción a lo dispuesto por las siguientes normas: punto II. B de la Resolución Técnica Nº 5 de la FEDERACION ARGENTINA DE CONSEJOS PROFESIONALES DE CIENCIAS ECONÓMICAS (FACPCE); punto B1.1, incisos f) y h) de la Resolución Técnica Nº 10 de la FACPCE; artículos 1º y 2º Anexo I, puntos XXIII. 11.1 y XXIII 11.7 del Capítulo XXIII de las NORMAS (N.T. 2001) y artículo 10 del mismo capítulo por remisión al punto mencionado precedentemente; artículos 43 y 44 del Código de Comercio, y artículos 61, 62, 59, 271 y 274 de la Ley Nº 19.550; y a los miembros titulares de la comisión fiscalizadora a la época de los hechos examinados, señores Armando Miguel CASAL (CASAL), Carlos Jorge SCHULZ (SCHULZ), Jorge Eduardo DIETL (DIETL) y José Luis PATRIGNANI (PATRIGNANI), por la posible infracción a lo dispuesto por el artículo 294 de la Ley Nº 19.550 (fs. 550/554).

                             2.- Sustanciación del sumario

 

 

                             Que la sociedad y los sumariados fueron debidamente notificados el 18-10-02 (fs. 566/569), y BOLDT solicitó prórroga para presentar sus descargos (fs. 565), la que les fue concedida por Disposición del 31-10-02 (fs. 572/573).

                             2.1.- Presentación de los sumariados y sus descargos

                             2.1.1. Que el Dr. Enrique Ernesto ALDAZÁBAL (ALDAZÁBAL), en su carácter de apoderado de BOLDT y de los señores A. TABANELLI, A.E. TABANELLI, R. TABANELLI, G. EUMANN, M. RODRÍGUEZ TRAVERSO y J. PIQUÉ formuló descargos dentro del plazo ampliado (fs. 580/589), y ofreció como prueba documental las constancias del sumario, como así también el detalle de los movimientos de la cuenta IC BOLDT – CATRISA (Anexo A - fs. 576) y el detalle de la tasa de endeudamiento correspondiente a BOLDT, a las fechas de los préstamos sujetos al artículo 271 de la Ley de Sociedades Comerciales Nº 19.550 (Anexos B1 a B3 - fs. 577/579); y como prueba de informes el libramiento de oficios a: (i) Registro Mercantil de Navarra a fin de que indique si la sociedad CATRISA efectivamente puede formular el Balance, la Cuenta de Pérdidas y Ganancias y la Memoria en forma abreviada, y, asimismo si está exenta de la obligación de someter las cuentas a auditoría; (ii) al Sector Consular del Reino de España en el país, a fin de que remita una copia auténtica de la Ley de Sociedades Anónimas Española vigente al 4-9-96, expresando si la misma se halla vigente y, en su caso, para que adjunte copia auténtica de las modificaciones introducidas respecto de tal texto; (iii) a los Bancos HSBC, Bansud, y a los que hayan devenido continuadores del Banco Shaw y del Banco de la Provincia de Santa Fe, a fin de que adjunten los extractos de movimientos de las siguientes cuentas: 010-5700-9; 24-06717-7-01 y 3538-00, de los cuales surgirá la cancelación de los préstamos otorgados; y (iv) a las Calificadoras de Riesgo Risk Annalysis y RattoHumphreys a fin de que certifiquen si las cartas contenidas en los Anexos B1 a B3 son auténticas y si fueron oportunamente recibidas por ellas (fs. 588).

                             2.1.2. Que el Dr. DIETL, por sí y en su carácter de apoderado de los señores CASAL, SCHULZ y PATRIGNANI, formuló descargos dentro del plazo ampliado, destacó que actúa en BOLDT como socio a cargo de la auditoría, es quien suscribe los estados contables por períodos intermedios o anuales como contador certificante (fs. 623/628) y ofreció las siguientes pruebas: (i) como instrumental las constancias del presente sumario; la prueba que en particular adjunte BOLDT vinculada a los préstamos otorgados por el señor A. TABANELLI a BOLDT; el poder notTimes New Roman para asuntos administrativos y las cartas de recomendaciones a la gerencia de BOLDT, en sus partes pertinentes de fechas 31-3-97; 3-6-98; 25-8-99; 25-7-00 y 15-12-01; (ii) el libramiento de oficios a BOLDT, a fin de que certifique las copias que se adjuntaron como Anexo B, y a la BOLSA DE COMERCIO DE BUENOS AIRES (BCBA), a fin de que informe si luego de la consolidación de los estados contables de BOLDT con los de CATRISA al 31-12-00 (a partir de la emisión de los estados contables por períodos intermedios al 31-4-01), varió sustancialmente la cotización de las acciones de BOLDT en el Mercado; y (iii) el testimonio del señor Jorge Luis SILVESTRI (SILVESTRI), Gerente de Administración y Finanzas de BOLDT (fs. 627).

                             2.2. Audiencia Preliminar

                             Que el 19-12-02 se celebró la audiencia preliminar que reglamenta el procedimiento sumTimes New Roman (art. 8º inc. a) del Cap. XXIX de las NORMAS (texto incorporado por Res. Gral. Nº 400/02) a la que concurrieron los Dres. ALDAZÁBAL por la representación previamente acreditada y DIETL por sí y por la representación acreditada (fs. 629/633) en donde se dispuso la apertura a prueba del sumario ordenando la incorporación de la documental adjuntada y fijando la fecha de la audiencia testimonial para el día 22-1-03 (fs. 633)

                             2.3. Defensas

                             2.3.1. BOLDT

                             Que admitió en principio, y sin perjuicio de las consideraciones especificas realizadas en el capítulo III del escrito de descargo, que incurrió en las infracciones que son más abajo indicadas y solicitó que al momento de dictar resolución final se valore la falta de efectivo perjuicio respecto de inversores y terceros (fs. 580/581).

                             Que con relación a la posible infracción a las R.T. Nros. 5 y 10 de la FACPCE; artículos 61 y 62 de la Ley Nº 19.550 y artículos 1º y 2º, Anexo I, puntos XXIII.11.1 y XXIII.11.7 del Capítulo XXIII de las NORMAS (N.T. 2001) referente a la valuación en sociedades controladas y vinculadas y a las cualidades que debe revestir la información contable, reconoció que utilizó los estados contables de CATRISA cerrados al 31-3-98, incurriendo en una infracción respecto del punto II.B de la R.T. Nº 5, pero concluyó en que “... no existe una infracción respecto de los puntos B.1.1. incisos “f” y “h” de la R.T. Nº 10, en tanto la información contable vinculada a las operaciones de CATRISA en los registros de BOLDT sí responde a los conceptos de verificabilidad y confiabilidad...” (fs. 581); además manifestó haber dejado constancia en sus estados contables - trimestrales o anuales - de una nota indicando qué estados contables de CATRISA fueron considerados como base para el cálculo del VPP (notas 2.3.5 durante 1997 y 1998 y 2.3.3 en estados contables al 31-10-98 y nota 2.3.4. en los estados contables subsiguientes) y si los mismos cuentan con informe de auditoría de profesional independiente, por lo cual, sostiene que si bien no fueron actualizados en debida forma en las periódicas presentaciones ante esta CNV, la información presentada desde octubre de 1998 y hasta el 31-10-00 fue veraz, y ha tenido mínimas variaciones respecto de lo que debió ser, en función de la evolución de CATRISA (fs. 581).

                             Que reconoció que hasta junio de 2001 CATRISA llevaba un atraso en la realización de la auditoría de sus estados contables y en la presentación de los mismos y de las actas aprobatorias correspondientes en los balances al 31-12-98, 31-12-99 y 31-12-00, y que la fecha de formulación (de conformidad con la terminología derivada de la legislación española) recayó aproximadamente TRES (3) meses luego de la fecha de cierre de los estados contables, ya que de conformidad con la legislación española CATRISA no se encuentra obligada a sujetar sus estados contables a verificación de auditor, y podía, según esas normas, formular balances, cuentas de pérdidas y ganancias y memorias en forma abreviada, por encontrarse dentro de los límites estipulados por la Ley de Sociedades Anónimas española en sus artículos 181.1, 190 y 201 (fs. 582/583).

                             Que también reconoció que CATRISA debe hacer auditar sus estados contables a los fines de la consolidación con los de esa emisora , en virtud de lo dispuesto por la RT Nº 5, pto. II.E y Anexo I pto. XXIII pto. 11.7 c) de las Normas CNV (N.T. 2001), pero consideró que no es objetable que los estados contables tengan fecha de formulación anterior a la fecha del informe de auditor, y anterior a la fecha de su aprobación por la Junta; que es cierto que CATRISA llevó atraso en la auditoría de sus estados contables, la que fue finalmente regularizada en junio de 2001 y que por lógica consecuencia, no se hallaron disponibles en Argentina a los fines de su consolidación con BOLDT, pero consideró que las variaciones patrimoniales fueron mínimas, lo cual a su criterio, la aplicación del método VPP para valuar la inversión en CATRISA es de escasa o nula relevancia (fs. 583).

                             Que respecto a la posible infracción a los artículos 43 y 44 del Código de Comercio BOLDT manifestó que sus libros reflejan fielmente las operaciones intercompany mantenidas con su controlada CATRISA S.A y que el detalle incluído en el Anexo “A” acompañado con el descargo deja sentadas las operaciones de transferencia de fondos que efectuaron BOLDT y su controlada en España, y señaló que los fondos retenidos por BOLDT y no girados a España no eran necesarios allí para el giro normal de negocios de CATRISA, que en rigor ya no tenía operaciones, desde la venta de su participación en la UTE en septiembre de 1995 (fs 583/584).

                             Que manifestó que en la cuenta corriente mercantil se van compensando los importes correspondientes a la cuenta deudora y a la cuenta acreedora y sostuvo que es legítimo cancelar pagarés con la entrega de cheques; que CATRISA fue adquirida por el grupo BOLDT a los fines de la participación en la UTE para el relevamiento catastral de la Concesión de Servicios del Sistema de Información Geográfico de la MUNICIPALIDAD DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES (MCBA), y que BOLDT celebró operaciones por cuenta y orden de CATRISA, sin que en todos los casos mediara un mandato expreso e instrumentado (fs. 584).

                             Que al ser CATRISA en un 100% de titularidad de BOLDT, el propósito de lucro y las ganancias que pudiera obtener, siempre implicarán un beneficio directo para BOLDT, lo que explica que en un determinado momento esa emisora comenzara a menguar en lo posible los giros de dinero a España y su nueva transferencia de regreso al país con el objeto de evitar los gastos y comisiones bancarias por tales transferencias y que por ello es que periódicamente se han efectuado compensaciones entre las cuentas patrimoniales de ambas sociedades, y por ello también, el 26-3-01 el señor Antonio Angel Tabanelli manifiestó que cualquier hipotético resultado que pudiera arrojar CATRISA, sería tratado de la misma manera (fs. 584).

                             2.3.1.2 Posible infracción al artículo 271 de la Ley Nº 19.550

                             Que reconoció que aprobó en reuniones de directorio la toma de ciertos préstamos a uno de sus directores, respecto de los cuales esta CNV pidió documentación relacionada con el debido cumplimiento del artículo 271 de la Ley Nº 19.550, y destacó que los créditos que son objeto de este sumario – en todos los casos – son tomados por BOLDT y otorgados por el señor A. TABANELLI, presidente de su directorio, para lo que acompañó a fs. 459 y siguiente documentación vinculada a algunos de esos préstamos y admitió respecto a los indicados en los puntos “a” a “d” (segundo parágrafo, fs. 457) que por omisión no se incluyó en la convocatoria correspondiente a cada asamblea el tratamiento de tales créditos, y que todos serían tratados en los términos del artículo 271 en la próxima asamblea a celebrar, motivo por el cual “... acepta que ha cometido una infracción a este respecto...” (fs. 585).

                             Que también manifestó que el préstamo de $ 1.000.000, fue informado bajo el concepto “deuda hacia directores” en el detalle requerido por el artículo 68 del Reglamento de la BCBA y publicado en el boletín semanal correspondiente, junto con la Reseña Informativa; es decir que admitió que formalmente la asamblea no fue puesta en conocimiento individualizado de los préstamos tomados pero, según su criterio, BOLDT considera que los accionistas no ignoraban la existencia de los mismos pues se cumplió con el régimen informativo vigente (fs. 586).

                             Que por último, expresó que la documental individualizada como Anexos B1 a B3 (fs. 577/579) refleja la información suministrada por BOLDT a las calificadoras de riesgo respecto a los créditos y tasas de interés vigentes para esa emisora a la fecha de toma de los préstamos cuestionados, donde surge que la referida tasa de endeudamiento es inferior, en poco o en mucho, a la abonada por BOLDT a entidades financieras durante tales períodos; y que existen constancias de los resúmenes y extractos bancarios de donde se desprende que tales préstamos fueron cancelados mediante el libramiento de cheques o transferencias entre cuentas corrientes de BOLDT al señor A. TABANELLI (fs. 586).

                             2.3.1.3 Posible infracción a los artículos 59 y 274 de la Ley Nº 19.550

                             Que admitió haber incurrido en ciertas infracciones formales, pero consideró que no han causado perjuicio ni han privado al inversor de contar con información fiel y confiable; y que, a pesar de lo señalado en el considerando noveno de la Resolución Nº 14.332 nunca dijo haber perdido contacto con CATRISA, sino que en un determinado momento perdió contacto con el asesor, es decir, con un tercero ajeno a CATRISA y a BOLDT, siendo dificultoso impulsar el procedimiento de auditoría requerido localmente y encomendado a tal asesor español (fs. 586).

                             2.3.2 E. ALDAZÁBAL, A. TABANELLI, E. TABANELLI, R. TABANELLI, G. EUMANN, RODRIGUEZ TRAVERSO y J. PIQUÉ

                             Que esos directores sumariados adhirieron al descargo presentado por la sociedad, como así también a las pruebas ofrecidas en el capítulo IV, al derecho invocado en el capítulo V, al caso federal planteado en el capítulo VI y a las autorizaciones conferidas en el capítulo VII de su escrito, y reconocieron haber incurrido como órgano societario en determinadas infracciones (fs. 594/595).

                             2.3.3 J.DIETL, A. CASAL, C. SCHULZ y J. PATRIGNANI

                             Que el Dr. DIETL por si y por la representación acreditada, adhirió a lo manifestado por la sociedad en su respectivo descargo y a las pertinentes pruebas ofrecidas (fs. 623/628).

                             Que respecto a la actuación de la sindicatura expresó que es unánime la doctrina que considera que la actuación de la sindicatura implica una fiscalización de la legalidad de los actos societario, sin que por ello pueda inmiscuirse en razones vinculadas a la oportunidad, conveniencia o razonabilidad de los negocios adoptados por la sociedad fiscalizada y que en numerosas oportunidades envió a BOLDT las denominadas “cartas de recomendaciones a la gerencia” en las que mencionó la necesidad de contar con estados contables de las sociedades controladas, entre ellas la española CATRISA, actualizados y debidamente auditados a los fines de la consolidación (fs. 624).

                             Que agregó que los informes de auditor y de síndico observaron en los balances de BOLDT desde el 31-10-97 hasta el 31-7-98 el hecho de que se haya tomado como base un estado contable de CATRISA no actualizado - en la gran mayoría de los casos observados y sin auditar - en su caso (estados contables de CATRISA al 30-9-97 para los cierres de BOLDT al 31-10-97 y 31-1-98; y estados contables de CATRISA al 31-3-98 en los estados contables de BOLDT cerrados al 30-4-98 y 31-7-98) y que desde el 31-10-98 los informes de auditor y síndico dejaron de referir tal hecho, considerando la falta de materialidad en relación con la posición pasiva neta y con el patrimonio neto de BOLDT, pero pese a la eliminación del texto en los informes, tales circunstancias siguieron siendo incluidas en las notas y en las cartas de recomendaciones ya señaladas (fs. 624/625).

                             Que en numerosas oportunidades se reiteró al directorio y a los gerentes de BOLDT responsables que debía requerirse a la sociedad y/o a sus asesores en España la remisión de estados contables auditados, y para probar lo expuesto en su descargo adjuntó copia de las partes pertinentes de las citadas cartas de recomendaciones (Anexo B – fs. 598/622), aclarando que por ser el firmante de tales cartas uno de los integrantes titulares de la comisión fiscalizadora, debe interpretarse que tales observaciones son formuladas en ambos caracteres: es decir, como contador certificante y como integrante de la comisión fiscalizadora (fs. 625).

                             Que respecto a los préstamos que el presidente de BOLDT otorgó en diversas oportunidades a esa emisora, dejó constancia que estuvo presente en las reuniones de directorio que aceptaron los términos y condiciones de tales préstamos, correspondiendo tales reuniones a las actas de directorio números 633, 671, 674 y 694 cuyo detalle obra a fs. 427/431 (fs. 625) y en todas esas ocasiones fue verificado por la comisión fiscalizadora que las condiciones fueran cuando menos las usuales de mercado para la toma de disponibilidades en el mercado financiero local, tratando de evitar cualquier perjuicio indirecto para BOLDT y sus accionistas, fiscalizando que se preservara el interés jurídico tutelado por el artículo 271 de la Ley Nº 19.550 y verificando el adecuado cumplimiento de las obligaciones emanadas de tales contratos de mutuo (fs. 625).

                             Que, asimismo, en ocasión de las revisiones trimestrales de auditoría y de sindicatura, necesarias para la emisión de los estados contables por períodos intermedios, fue verificado en relación con los préstamos con directores (sea como dador o tomador) su tratamiento por actas de directorio, su instrumentación y la pertinente registración contable, y fueron incluidos en la información requerida por el artículo 68 del reglamento de la BCBA que debe presentarse trimestralmente en el marco del régimen de información periódica y que se publica en el boletín semanal (fs. 626).

                             Que por último manifestó que, si bien no se incluyó específicamente en el orden del día de las asambleas siguientes el tratamiento de los préstamos así tomados, resaltó que fueron debidamente contabilizados y, por ende, reflejados en lo pertinente en los estados contables que cada una de esas asambleas consideró, trató y aprobó; es decir, que si bien admitió que formalmente la asamblea no fue puesta en conocimiento individualizado de los préstamos tomados, estimó que no se le ocultó la información genéricamente expuesta en los estados contables y en la información que periódicamente se publica en el boletín de la BCBA (fs. 626).

                             2.4. Pruebas

                             2.4.1 Que el 22-1-03 compareció a la audiencia testimonial el señor Jorge Luis SILVESTRI, en su carácter de gerente administrativo de BOLDT , y declaró que el Dr. DIETL y su equipo le efectuó alrededor de los años 1999/2000 recomendaciones vinculadas al desfasaje entre las fechas de los estados contables de CATRISA y los de BOLDT, como asimismo reconoció las cartas de recomendaciones a la gerencia firmadas por DIETL, que transcriben las recomendaciones verbales efectuadas a la gerencia de BOLDT (fs.637/639) quedando así acreditado lo expuesto por la comisión fiscalizadora en el punto 2.i) de su descargo (fs. 625).

                             2.4.2 Que por Disposición del 22-1-03 se intimó a los sumariados a que en el plazo de CINCO (5) días ampliaran y precisaran en forma pormenorizada la incidencia de las pruebas a diligenciar fuera de la República y se ordenó el libramiento de los oficios indicados en la audiencia preliminar celebrada el 19-2-02 (fs. 640/643).

                             Que BOLDT contestó la intimación efectuada expresando que tenía interés en probar que: (i) la ley española citada al momento de efectuar el descargo tiene y/o tuvo validez al momento de acaecer los hechos investigados; (ii) CATRISA no estaba obligada, por mandato de esa misma ley, a cumplir con una auditoría en fecha determinada, y (iii) en consecuencia es inexacta la apreciación de la CNV al entender la divergencia entre las fechas de formulación de los estados contables de CATRISA, las fechas de las actas pertinentes y las fechas de los informes de auditoría, como un indicador de la eventual falta de verificabilidad y confiabilidad de la información contable de CATRISA, y también expresó, para el hipotético caso que pudieran darse por probados esos puntos, que no tendría interés en perseguir la prueba en España (fs. 645/647)

                             2.4.3 Que la BCBA adjuntó la planilla con la evolución diaria de los precios de cierre de negociación que registraron las acciones ordinarias escriturales (1 voto) de valor nominal $ 1 cada una de BOLDT, en la rueda común de esa bolsa en operaciones al contado con plazo de liquidación a las 72 horas hábiles, durante el período que se extiende desde el 26-12-00 al 30-4-01 (fs. 667/668), de cuyo cotejo surge que al 26-12-00 el precio de cierre de la acción de BOLDT era de $ 1,25; al 26-1-01 de $ 1,73; al 28-2-01 de $ 1,49 y al 26-4-01 el precio cerró a $ 1,30, con lo que se demuestra que no existió una variación sustancial del precio en el lapso de esos meses; tal como lo señaló la comisión fiscalizadora de esa sociedad en su descargo (fs. 626).

                             Que HUMPHREYS ARGENTINA CALIFICADORA DE RIESGO S.A. manifestó que la carta adjunta al oficio diligenciado e identificada como Anexo B2 es auténtica, y fue oportunamente recibida en esas oficinas encontrándose en sus archivos (fs. 673), con lo que se acreditó lo sostenido por BOLDT en el punto IV 2 d) de su descargo (fs. 588).

                             Que BANCO MACRO adjuntó copia de los extractos de movimientos de la Cuenta Corriente de BOLDT Nº 240-671770/01 desde julio de 1995 hasta julio de 2001, ambos inclusive (fs. 674/754); BANCO DE SANTA FE adjuntó copias de los resúmenes de movimientos de la Cuenta de BOLDT Nº 3538/00 por el período comprendido entre el día 14 de junio de 1995 y el 1º de agosto de 2001 inclusive (fs. 755/930) y HSBC BANK ARGENTINA S.A. adjuntó copias de los resúmenes mensuales de la Cuenta Corriente de BOLDT Nº 0010-05700-9 correspondientes al período julio/95 – julio/01 (fs. 931/1692).

                             Que esa documental avala el punto IV 2 c) del descargo (fs. 588) referido a la cancelación de los préstamos otorgados.

                             Que STANDARD & POOR´S INTERNATIONAL RATING LLC (Suc. Argentina) informó que, de acuerdo a las constancias de sus archivos RYSK ANNALYSIS recibió con fechas 24-2-95 y 13-2-97 las notas que en copia adjuntó a la contestación del oficio (fs. 1693/1695), acreditando de tal forma el punto IV 2 d) del descargo (fs. 588), en cuanto a que las cartas contenidas en los Anexos B1 a B3 son auténticas y fueron oportunamente recibidas.

                             Que el Dr. DIETL por sí y en su carácter de apoderado, visto el reconocimiento de documentación efectuado por el Dr. SILVESTRI en el marco de la audiencia testimonial celebrada el 22-1-03, desistió de la prueba informativa dirigida a BOLDT (fs. 670).

                             Que por Disposición del 14-3-03 se dispuso considerar como no esencial la prueba pendiente de producción fuera de la República Argentina, haciendo saber a los sumariados que si es recepcionada con antelación al momento en que el expediente sea elevado al Directorio de la CNV para su resolución final, será debidamente analizada, que eventualmente puede ser considerada en segunda instancia (conf. art. 373 C.P.C.C.N.) y se ordenó clausurar el período de prueba (fs. 1775/1779).

                             2.5. Memorial

                             2.5.1 Que el Dr. DIETL, por sí y en nombre de la comisión fiscalizadora, presentó memorial, reiteró los argumentos expuestos en el descargo y manifestó que la comisión fiscalizadora envió a BOLDT las denominadas “cartas de recomendaciones a la gerencia”, en las cuales se hizo mención a la necesidad de contar con estados contables de las sociedades controladas – entre ellas la española CATRISA –actualizados y debidamente auditados a los fines de la consolidación (fs. 1785/1786).

                             Que señaló que los informes del profesional a cargo de la auditoría de BOLDT (y asimismo integrante de la comisión fiscalizadora) desde el cierre al 31-10-97 hasta el trimestral al 31-7-98 observan el hecho de que se haya tomado como base estados contables de CATRISA al 30-9-97 y al 31-3-98 no actualizados y sin auditar y que en los estados contables de BOLDT al 31-10-97; 31-1-98; 30-4-98 y 31-7-98 se incluyeron sendas notas que aclaran la circunstancia mencionada en el punto precedente y que indican la falta de actualización y de sujeción a un proceso de auditoría de los estados contables de CATRISA tomados como base para el cálculo del valor patrimonial proporcional (fs. 1786).

                             Que con posterioridad al 31-10-98 el directorio de BOLDT continuó informando las circunstancias mencionadas en los puntos precedentes en las notas a los estados contables, y que él informó en su doble carácter de contador certificante e integrante de la comisión fiscalizadora, en las denominadas “cartas de recomendaciones a la gerencia” obrantes a fs. 598/622 y dejó constancia en los estados contables de BOLDT desde el 31-10-97 hasta el 1-4-03 - fecha en que presentó el memorial - de la falta de cumplimiento de la emisora con las NORMAS de la CNV (fs. 1786).

                             Que con relación a los préstamos tomados por BOLDT, sostuvo que la comisión fiscalizadora fiscalizó que las condiciones de los mismos fueran cuando menos las usuales de mercado para la toma de disponibilidades en el mercado financiero local, buscándose con ello evitar cualquier tipo de perjuicio directo para la sociedad emisora y sus accionistas; que fueron debidamente contabilizados y reflejados en los estados contables de BOLDT que cada una de las asambleas consideraron, trataron y aprobaron, y que no fueron ocultados a los accionistas; asimismo se informó dicha situación a la BCBA para ser publicada en el boletín semanal (fs. 1786/87).

                             Que ello fue sustentado por la prueba documental referida a las “cartas de recomendaciones a la gerencia” (fs. 598/622) en las que se requirió a los directores y gerentes de BOLDT la necesidad de contar con estados contables de las sociedades controladas, siendo esta prueba documental reconocida por SILVESTRI en la audiencia testimonial del 22-1-03 (fs. 1787).

                             Que también expresó respecto a la prueba informativa que quedó acreditado que, luego de la consolidación de los estados contables de BOLDT con CATRISA al 31-12-00 (a partir de la emisión de los estados contables por períodos intermedios al 31-4-01) la cotización de las acciones de BOLDT no varió sustancialmente (fs. 667/668), no produciéndose perjuicio alguno.

                             Que el testigo ofrecido por la comisión fiscalizadora – SILVESTRI – que se desempeñaba y desempeña como gerente administrativo de BOLDT, reconoció en su declaración del 22-1-03 ser la persona que se encarga de proveer información a la firma de auditoría de los estados contables trimestrales y anuales, y que en el marco del contacto mantenido con el Dr. DIETL y su equipo de trabajo, recibió recomendaciones respecto del desfasaje de las fechas para el cumplimiento de las NORMAS de la CNV, tanto verbales como en las “cartas de recomendaciones a la gerencia”, en donde se hizo mención a la necesidad de contar con los estados contables de las sociedades controladas, entre ellas la española CATRISA (fs. 1787/1788).

                             Que por último manifestó que, a mérito de todas las pruebas producidas, quedó demostrado que la comisión fiscalizadora requirió a los directores de BOLDT y/o a los gerentes responsables, el cumplimiento de las normas que resultaban aplicables (fs. 1788).

                             2.5.2 Que ALDAZÁBAL presentó memorial en el que reiteró lo oportunamente manifestado en el escrito de descargo, y reconoció que BOLDT admitió cierto incumplimiento formal respecto de ciertos aspectos de las normas técnicas contables citadas en el presente sumario, como así también de parte de las prescripciones del Art. 271 de la Ley de Sociedades Comerciales, pero que esa emisora no incurrió en actos perjudiciales para los accionistas, inversores o terceros (fs. 1791)

                             Que respecto a la posible infracción a las Resoluciones Técnicas (R.T.) Nros. 5 y 10 de la FACPCE, los artículos 61 y 62 de la Ley Nº 19.550 y artículos 1º y 2º, Anexo I, puntos XXIII.11.1 y XXIII.11.7 del Capítulo XXIII de las NORMAS (N.T. 2001) y artículo 10 del mismo capítulo por remisión de lo mencionado precedentemente, reconoció respecto a los estados contables anuales al 31-10-98, 31-10-99, 31-10-00, como así también sus correspondientes períodos intermedios, y el producido el 31-1-01 que BOLDT utilizó los estados contables de CATRISA cerrados al 31-3-98 incurriendo en una infracción respecto del punto II.B de la R.T. Nº 5 (fs. 1792).

                             Que admitió que los estados contables de BOLDT contienen una nota que indica que los estados contables de CATRISA han sido considerados como base para el cálculo del V.P.P. (notas 2.3.5 durante 1997 y 1998, 2.3.3. en estados contables al 31-10-98 y 2.3.4 en estados contables subsiguientes) y que los estados contables de CATRISA no fueron actualizados en debida forma en las presentaciones periódicas ante la CNV, pero que no obstante ello, la información presentada desde octubre de 1998 hasta octubre de 2000 fue veraz y ha tenido mínimas variaciones respecto de lo que debió ser, en función de la evolución de CATRISA (fs. 1792).

                             Que también señaló que CATRISA llevó atraso en la auditoría de sus estados contables, el cual fue finalmente regularizado durante el mes de julio de 2001, no produciendo la consolidación de los estados contables de BOLDT con los de CATRISA al 31-12-00 (a partir de la emisión de los estados contables por períodos intermedios al 31-4-01) modificación alguna en la cotización de las acciones de BOLDT (fs. 1793).

                             Que respecto a la posible infracción a los artículos 43 y 44 del Código de Comercio expresó que los libros de BOLDT reflejan fielmente las operaciones de préstamos intercompany (Anexo A – fs. 576) y que la cuenta corriente mercantil se va compensando con los importes correspondientes a la cuenta deudora y a la cuenta acreedora; sostuvo que es legítimo cancelar pagarés con la entrega de cheques y que todos los libramientos de pagarés y cheques para la cancelación de los diversos importes registrados en la cuenta corriente mercantil reconocen asimismo causas legítimas, derivadas de operaciones legítimas, registradas contablemente, en debida forma y que están expuestos en el Anexo A de la presentación efectuada el 14 de noviembre de 2002 (fs. 1794).

                             Que por ello reiteró que las registraciones efectuadas por BOLDT se corresponden con criterios de contabilidad generalmente aceptados, y que resultan, en los términos de la legislación comercial de fondo, un cuadro verídico y una justificación clara de los préstamos celebrados con CATRISA, por lo que sostiene que reflejan con claridad los actos de gestión realizados y la situación patrimonial (argumentos artículos 43 y 44 del Código de Comercio) (fs. 1794).

                             Que con relación a la posible infracción al artículo 271 de la Ley Nº 19.550 por la toma de ciertos préstamos otorgados por uno de sus directores, reconoció que existió infracción formal, pero intentó atenuar los efectos de esta infracción con el argumento de que esos préstamos fueron otorgados en condiciones mejores a las usuales de mercado para BOLDT (fs. 1794).

                             Que señaló que el préstamo de $ 1.000.000 (UN MILLÓN DE PESOS), fue informado bajo el concepto “deuda hacia directores” en el detalle requerido por el artículo 68 del Reglamento de la BCBA y publicado en el boletín semanal de esa Institución, junto con la Reseña Informativa, y que los préstamos fueron reflejados debidamente en los estados contables que fueron tratados en cada una de las asambleas, pero que esta situación no fue puesta formalmente en conocimiento pormenorizado de los préstamos tomados en la asamblea de accionistas (fs. 1795).

                             Que respecto a la posible infracción a los artículos 59 y 274 de la Ley Nº 19.550 entiende que BOLDT ha cumplido razonablemente con el estándar jurídico de la diligencia propia del “buen hombre de negocios”, sin perjuicio de admitir que se incurrió en ciertas infracciones formales, pero que no han causado perjuicio económico alguno (fs. 1796).

 

CONSIDERANDO:

                             3.- Examen de las defensas

                             3.1.- BOLDT

                             3.1.1. Atraso en la auditoría de los estados contables de CATRISA. Utilización de estados contables sin auditar.

                             Que reconoció expresamente: (i) que utilizó los estados contables de CATRISA cerrados al 31-3-98, excediendo el plazo admitido por las normas e incurriendo en infracción respecto del punto II.B de la R.T. Nº 5 (fs. 581); (ii) que hasta junio de 2001 CATRISA llevaba un atraso en la realización de la auditoría de sus estados contables y en la presentación de los mismos y de las actas aprobatorias correspondientes en cuanto al régimen aplicable en Argentina, respecto de los balances al 31-12-98, 31-12-99 y 31-12-00, y (iii) CATRISA debe hacer auditar sus estados contables a los fines de la consolidación con los de BOLDT, en virtud de lo dispuesto por la RT Nº 5, punto. II E y Anexo I. pto. XXIII pto. 11.7 c) de las NORMAS CNV (N.T. 2001) (fs. 645/646).

                             Que habiendo admitido en su descargo los incumplimientos que resultan de las constancias del expediente al punto II.B de la R.T. Nº 5 de la FACPCE y a los artículos 1º y 2º, Anexo I, puntos XXIII.11.1. y XXIII.11.7. del Capítulo XXIII de las NORMAS (N.T. 2001) y artículo 10 del mismo capítulo por remisión del punto mencionado precedentemente, se tiene por acreditadas las infracciones a las normas mencionadas precedentemente.

                             3.1.2. Falta de documentación respaldatoria.

                             Que en su descargo la emisora afirmó que no existe una infracción respecto del punto B1.1. incisos f) y h) de la R.T. 10 , en tanto la información contable vinculada a las operaciones de CATRISA en los registros de BOLDT sí responde a los conceptos de verificabilidad y confiabilidad y que los estados contables, ya sean trimestrales o anuales contienen una nota que indica qué estados contables de CATRISA han sido considerados como base para el cálculo del VPP (notas 2.3.5 durante 1997 y 1998, 2.3.3 en estados contables al 31.10.98 y nota 2.3.4 en los estados contables subsiguientes) y si los mismos cuentan con un informe de auditoría de profesional independiente (fs. 581).

                             Que esa afirmación, en el sentido de que los estados contables trimestrales o anuales contienen una nota indicando los estados contables de CATRISA considerados para el cálculo del VPP y si cuentan con informe de auditoría, es ajena al cargo formulado por cuanto éste no se refiere a los estados contables usados para el cálculo del VPP, sino que fue configurado a raíz de la imposibilidad manifestada por BOLDT de presentar recibos firmados por las operaciones de préstamo con CATRISA señalando que la operatoria establecida era la entrega de pagarés contra la recepción de cheques (fs. 433).

                             Que al no existir otra documentación interna (fs. 446), se configura una infracción a lo dispuesto por el punto B1.1. incisos f) y h) de la R.T. 10, puesto que como ya fuera señalado por el dictaminante de fs. 453 “... no puede admitirse una registración contable que no se sustente en una documentación de respaldo...”.

                             Que el artículo 43 del Código de Comercio establece que “las constancias contables deben complementarse con la documentación respectiva”, mientras que el artículo 44 del mencionado código establece respecto del comerciante que “...de la contabilidad y documentación resulten con claridad los actos de su gestión y su situación patrimonial...”; en tal sentido la jurisprudencia ha señalado que: “Dentro de los presupuestos que debe satisfacer la contabilidad para que se la considere regularmente llevada, es menester el respaldo documental de los asientos "C. Civil y Comercial Trenque Lauquen 29-12-92, “Cadorin, Jorge Conrado y Otros v. Fernández, Oscar y Otros s/ Daños y Perjuicios”), y que: “Si bien los libros de comercio llevados legalmente constituyen una prueba particularmente convincente entre quienes los llevan o deben llevarlos (art. 63 C.Com.), es necesaria la complementación de los asientos contables con documentación respaldatoria” (CNCom., Sala “E” 4-4-89, “Molino Nuevo S.A. v. Sánchez José M.”).

                             Que, a su vez, el artículo 61 “in fine” de la Ley Nº 19.550 dispone – con relación a las sociedades comerciales – que: “El sistema de contabilización debe permitir la individualización de las operaciones, las correspondientes cuentas deudoras y acreedoras y su posterior verificación, con arreglo al artículo 43 del Código de Comercio”.

                             Que la jurisprudencia ha expresado que el grado de especialización exigible a las empresas que hacen oferta pública de sus títulos valores determina que se extremen los recaudos para ajustar su conducta a las pautas que marcan la ley y sus reglamentos, lo que impone “... no sólo la obligación de contar con registros contables claros y transparentes, sino de prestar al ente de control la colaboración necesaria para despejar cualquier duda que pueda surgir de dichos registros y, más aún, para justificar cualquier operación que, a criterio de aquél, presente aspectos equívocos...” (dictamen del Fiscal de Cámara, Dr. Calle Guevara en “Expte. Nº 69.386 - Comisión Nacional de Valores c/Nougués S.A. s/asamblea 29-11-96; 20-12-96”.

                             Que por lo expuesto se considera acreditada la infracción a la. R.T. Nº 10, y a los artículos. 43 y 44 del Código de Comercio y 61 de la LSC.

                             3.1.3. Obligación de informar a la asamblea los contratos que un director celebre con la sociedad.

                             Que el artículo 271 de la Ley Nº 19.550 dispone que: “El director puede celebrar con la sociedad los contratos que sean de la actividad en que ésta opere y siempre que se concierten en las condiciones de mercado...”, y de esas operaciones debe darse cuenta a la asamblea.

                             Que BOLDT admitió respecto a los préstamos otorgados por el señor A. TABANELLI que por omisión no se incluyó en la convocatoria correspondiente a cada asamblea el tratamiento de tales créditos, y que todos esos créditos serían tratados en los términos del artículo 271 en la próxima asamblea que celebre, motivo por el cual aceptó que cometió una infracción a ese respecto (fs. 585).

                             Que la falta de inclusión en la convocatoria a asamblea del tratamiento de los préstamos otorgados por A. TABANELLI a BOLDT genera la responsabilidad disciplinaria derivada de la violación de la Ley de Sociedades Comerciales y de las NORMAS de este Organismo, no deviniendo los daños producidos por tales actos, sino de la mera infracción al orden jurídico que regula la vida societaria (conf. MASCHERONI, Fernando “El directorio de la sociedad anónima”)

                             Que conforme sostiene el autor mencionado precedentemente “Se ha considerado que la asamblea de accionistas, como depositaria de la voluntad social, es la indicada para determinar si un contrato en que es parte un director (....) puede o no ser conveniente, útil o necesario para la sociedad” (“El directorio de la sociedad anónima”, pag. 103).

                             Que al no haberse informado a la asamblea de BOLDT acerca de los créditos otorgados a esa emisora por el presidente del directorio señor A. TABANELLI (fs. 585), se tiene por acreditada la infracción al artículo 271 de la Ley Nº 19.550.

                             3.1.4. La diligencia del buen hombre de negocios

                             Que los artículos 59 y 274 de la Ley Nº 19.550 establecen que los administradores y representantes de la sociedad deben obrar con la lealtad y diligencia de un buen hombre de negocios y que responden ilimitada y solidariamente hacia la sociedad, los accionistas y los terceros por el mal desempeño de su cargo, así como por violación de la ley, el estatuto o el reglamento.

                             Que en su descargo BOLDT admitió que incurrió en infracción al respecto, aunque a su criterio “...no han causado perjuicio...” y que el estándar jurídico del buen hombre de negocios debe ser merituado en función de la totalidad de las operaciones de una sociedad (fs. 586).

                             Que respecto a la falta de perjuicio la jurisprudencia sostuvo que “...la circunstancia de que no se haya producido un perjuicio concreto no es relevante para suprimir la sanción porque cuando se obstaculiza el ejercicio del poder de policía del Estado al incumplir las normas que regulan la actividad, se crea una situación de grave riesgo para el público que eligió invertir sus ahorros en títulos negociables. Como dice Alejandro Nieto, a diferencia de lo que sucede en el derecho penal, en el derecho administrativo sancionador la regla es la de los “ilícitos de riesgo”; la infracción de la norma constituye cabalmente la esencia de la infracción (conf. “Derecho Administrativo Sancionador”, pag. 37/38, 1993, Ed. Tecnos, Madrid)...” (dictamen de la Fiscal General Subrogante, Dra. Alejandra Gils Carbó en Expte. Nº 73.976) “Electromac S.A. s/posible incumplimiento al Capítulo XXVI de las Normas (N.T. 2001).

                             Que también fue expresado en ese dictamen que “... ha sido correcto extender la sanción a directores y síndicos, conforme lo autoriza el artículo 12 de la Ley 22.315, por cuanto en una sociedad anónima bursátil están sujetos a determinadas obligaciones y son pasibles de responsabilidad administrativa – directa o indirecta – en razón de la exigencia de proteger al inversor en títulos cotizables, en vista a la canalización del ahorro colectivo hacia los mercados de capitales, para proveer al desarrollo de la industria y del comercio...” (Expte. Nº 73.976 “Comisión Nacional de Valores c/ Electromac S.A. s/posible incumplimiento al Capítulo XXVI de las Normas (N.T. 2001).

                             Que de las constancias del presente sumario surge que los administradores de BOLDT no actuaron con la debida diligencia que exigen los artículos 59 y 274 de la Ley Nº 19.550, motivo por el cual se tiene por acreditada la infracción a ese respecto.

                             3.2. J.DIETL, A. CASAL, C.SCHULZ y J.PATRIGNANI

                             Que la comisión fiscalizadora de BOLDT demostró con la documental incorporada a fs. 596/622 y con la declaración testimonial de fs 637/639 haber reiterado al directorio de esa emisora la necesidad de contar con información actualizada, a fin de mostrar una adecuada valuación en las inversiones, como así también cumplir con las normas contables vigentes recordando lo mencionado por la R.T. Nº 5 de la FACPCE, punto II.B.

                             Que sin embargo, no acreditó haber convocado a una asamblea (conf. art. 294 inc. 7, Ley Nº 19.550) para poner en conocimiento de los accionistas esa situación, como así tampoco informó a esta CNV tal circunstancia.

                             Que cuando una sociedad incumple las disposiciones legales y las normas de la CNV, a las cuales se sujetó en forma voluntaria, está contraviniendo el orden legal, y si ese acto es señalado por los síndicos al tomar conocimiento de ello y la conducta no es corregida por el directorio de la sociedad, el artículo 294 de la Ley Nº 19.550 les brinda herramientas para que la cuestión sea resuelta por el órgano de decisión – que es la asamblea de accionistas – hecho que cumplido en tiempo y forma permite el deslinde de responsabilidades por parte de los síndicos (conf. Resoluciones Nros. 14.365 del 5-12-02 y 14.464 del 10-4-03 – Expedientes Nros. 796/02 “Banco General de Negocios s/presentación de balance” y 841/02 “Aceitera General Deheza s/posible incumplimiento presentación estados contables”).

                             Que según SASOT BETES – SASOT “...La convocatoria de la asamblea por el síndico...está justificada si el órgano de administración procede irregularmente en el ejercicio de sus funciones o que frente a las observaciones efectuadas por la sindicatura no adopta las medidas que correspondan para subsanar o terminar con tales irregularidades... siendo la sindicatura un órgano de actuación permanente y continua, está en excelentes condiciones para graduar cuándo se hace necesaria la reunión de los accionistas para tomar decisiones, y además, el síndico está obligado a contestar en el acto asambleario las preguntas que le formulen los accionistas sobre la documentación puesta a consideración por el directorio, lo que le impediría poder negarse a responder sobre las consideraciones que le merezcan las notas sobre los acontecimientos posteriores al cierre del balance” (“Sociedades Anónimas – Sindicatura y Consejo de Vigilancia”, pags. 130,138 y 155 – Ed. Ábaco –Depalma)

                             Que el hecho que los síndicos hayan reiterado al directorio y a los gerentes de BOLDT que debía requerirse a los asesores de España la remisión de los estados contables de CATRISA auditados, es prueba de que se cometieron infracciones que son de su competencia evitar (conf. art. 294 inc. 9º LSC).

                             Que en las sociedades sometidas al régimen de oferta pública los síndicos son responsables por las infracciones cometidas por la sociedad por obligaciones que le corresponden a los directores, y asimismo, son responsables a tenor de lo dispuesto por el artículo 294 incisos 5º y 9º de la LSC (Acuerdo Nº 2522 CNV del 20-12-74).

                             Que claramente se expidió el Fiscal de Cámara – Dr. Calle Guevara – refiriéndose a la culpa in vigilando de los administradores de una sociedad: “...Esa responsabilidad se extiende, desde mi punto de vista a los síndicos sociales. Es cierto que éstos no ejercen la dirección de la sociedad. Empero, ellos son los encargados por la ley de una fiscalización constante, rigurosa y eficiente de las disposiciones del directorio, por lo que sus funciones a los efectos de la normal marcha de la sociedad son más importantes individualmente que las de cada uno de los directores. La falta deliberada o no del debido ejercicio de las múltiples obligaciones que la ley les impone – entre otras las de control, asistencia, convocatoria a asambleas (LSC, artículos 294/296) - los hace incurrir en gravísima falta...” (conf. dictamen Nº 66.266 del 27-4-92, in re “Comisión Nacional de Valores – Cía. Argentina del Sud S.A. s/verificación contable”, a cuyos fundamentos remitió la Sala “C” del Tribunal, sentencia del 7-10-92 cit. en Res. Nº 13.275 del Expte Nº 1006/99 – “Papelera Tucumán s/retardo en presentación de información contable”).

                             Que por lo señalado precedentemente se destaca la insuficiencia de lo actuado por los síndicos de la sociedad para eximirlos de responsabilidad, motivo por el cual se tiene por configurada respecto de los señores CASAL, SCHULZ, DIETL y PATRIGNANI la infracción al artículo 294 inciso 9º de la Ley Nº 19.550.

                             4.- La conducta del contador certificante

                             Que BOLDT utilizó a los fines de la determinación del VPP para los estados contables al 31-10-98; 31-1-99; 30-4-99; 31-7-99; 31-10-99-31-1-00; 30-4-00; 31-7-00; 31-10-00 y 31-1-01 el balance de CATRISA al 31-3-98; en tanto que para el balance trimestral al 30-4-01 empleó el balance de CATRISA al 31-8-98 y para el balance al 30-4-02 utilizó el balance de CATRISA al 31-12-00, excediendo en todos los casos el balance de la sociedad participada la máxima antigüedad admitida por la R.T. Nº 5.

                             Que el Dr. DIETL -auditor de los balances generales y trimestrales de BOLDT- informó que ,“...los citados documentos fueron preparados respetando... las resoluciones pertinentes de los organismos de control...” (balances generales al 31-10-98 y 31-10-99); “...los estados contables fueron preparados respetando...la Resolución General Nº 290/97 de la Comisión Nacional de Valores y demás resoluciones pertinentes de los organismos de control...” (balance general al 31-10-00); “...los estados contables se ajustan a las disposiciones...de la Resolución General Nº 290/97 y modificatorias de la Comisión Nacional de Valores...” (balances trimestrales al 31-1-99; 30-4-99; 31-7-99; 31-1-00 y 30-4-00); y “...los estados contables surgen de las registraciones contables de la sociedad, llevadas en sus aspectos formales, de conformidad con las disposiciones legales vigentes...” (balance trimestral al 30-4-02).

                             Que examinados los estados contables de BOLDT mencionados precedentemente, se observó que el Dr. DIETL no formuló salvedades en los términos del apartado III, Título C, puntos 18 y 20 de la Resolución Técnica Nº 7 de la FACPCE, respecto a que para la determinación del VPP se estaban utilizando balances atrasados de la sociedad controlada.

                             Que con relación a las observaciones advertidas respecto de la actividad del auditor interviniente en oportunidad de auditar los estados contables de BOLDT antes señalados, procede, en uso del principio de colaboración, hacerlas conocer al Consejo Profesional respectivo, a efectos de que, en caso de considerarlo procedente, proceda a instruir la correspondiente investigación disciplinaria sobre la conducta adoptada por el Dr. DIETL. 

                             5.- Conclusión

                             Que el fundamento para que los directivos y síndicos de una sociedad anónima bursátil estén sujetos a determinadas obligaciones y sean pasibles de imputación de responsabilidad administrativa, directa o indirecta, se halla en la exigencia de proteger al inversor en títulos cotizables, en vista a que la canalización del ahorro colectivo hacia los mercados de capitales tiende al desarrollo de la industria y del comercio.

                             Que a la luz de tales principios, el reproche dirigido contra los directores y síndicos se encuentra justificado en razón del incumplimiento de sus deberes orgánicos impuestos por la Ley 19.550 (arts. 59, 61, 62, 271, 274 y 294), en lo que respecta al desfasaje entre los cierres contables de controlante y contralada excediendo el plazo admitido por las normas contables profesionales y las normas de esta CNV, ya que no surge de autos que hayan realizado, en forma personal, los actos necesarios y suficientes para evitar los hechos que dieron lugar a la imputación administrativa.

                             Que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha determinado que las funciones asignadas a las bolsas para dictar normas generales, verificar su cumplimiento, emitir autorizaciones y aplicar sanciones exceden el marco estricto del derecho privado, para adoptar las características típicas del ejercicio del poder de policía que compete al Estado; afirmó el Tribunal que de los términos de la ley 17.811 se desprende que su propósito no es sólo regular ciertas relaciones entre particulares, sino que apuntan a un objetivo eminentemente público; crear las condiciones e instrumentos necesarios para asegurar una efectiva canalización del ahorro hacia fines productivos.

                             6.- Sanción

                             Que ha quedado claramente acreditado en las presentes actuaciones que BOLDT infringió lo dispuesto por los puntos II.B. de la R.T. Nº 5; B1.1, incisos f) y h) de la R.T. Nº 10 de la FACPCE; artículos 1º y 2º Anexo I, apartado XXIII. 11.1. u XXIII.11.7 del Capítulo XXIII de las NORMAS (N.T. 2001) y artículo 10 del mismo capítulo por remisión del punto mencionado precedentemente; artículos 43 y 44 del Código de Comercio, y artículos 61, 62, 59, 271 y 274 de la Ley Nº 19.550.

                             Que se pondera que en el Expediente Nº 208/01 BOLDT fue advertida el 9-1-02 por incumplimiento al punto 11.7 del Anexo I del Capítulo XXIII de las NORMAS (N.T. 2001) dado que en la valuación de inversiones en sociedades controladas, no empleó estados contables de éstas a la misma fecha de cierre de la controlante, sino con una diferencia superior a tres meses, y que el 17-1-02 BOLDT tomó nota de la advertencia formulada y reiteró lo informado en notas anteriores, en cuanto a la regularización de los balances de CATRISA (fs.489/490).

                             Que en virtud de lo expuesto, corresponde que en esta ocasión se imponga a BOLDT S.A. y a sus directores y síndicos titulares la sanción de MULTA, merituándose para ello el incumplimiento de las normas reglamentarias, en especial el desfasaje entre los cierres contables de controlante y controlada que excedieron el plazo admitido por las normas contables profesionales y las de este Organismo, el atraso en la realización de la auditoría de los estados contables a los fines de su consolidación; la omisión de informar a la asamblea sobre los préstamos otorgados por un director y la falta de documentación respaldatoria de los préstamos realizados entre ambas sociedades, y como circunstancia atenuante en su graduación la falta de antecedentes administrativos sancionatorios.

                             Que asimismo corresponde tener en cuenta como atenuante respecto de la conducta de los síndicos que éstos dejaron constancia en las actas de la comisión fiscalizadora, y en las cartas dirigidas a la gerencia de BOLDT acerca de las irregularidades detectadas, y la falta de reacción oportuna de los directores deberá ser tenida en cuenta como agravante a su respecto.

                             Que dicha multa deberá ser efectivizada en la persona de los directores titulares de BOLDT, señores Antonio Angel TABANELLI, Antonio Eduardo TABANELLI, Rosana Beatriz TABANELLI, Guillermo José EUMANN, Mario Fernando RODRIGUEZ TRAVERSO y Jorge Raúl PIQUÉ, y de los síndicos titulares señores Armando Miguel CASAL, Carlos Jorge SCHULZ, Jorge Eduardo DIETL y José Luis PATRIGNANI en forma solidaria, siendo ajeno a este procedimiento la forma de distribución (cfr. Cám. Nac. de Apel. Com., Sala B, 5-10-70, “E. FLAIBAN S.A.”), y cuyo plazo de cumplimiento es de QUINCE (15) días hábiles a partir de la notificación de esta Resolución.

                             Que la presente se dicta en virtud de las facultades conferidas por los artículos 10 y 12 de la Ley Nº 17.811.

 

                             Por ello,

LA COMISION NACIONAL DE VALORES

RESUELVE:

ARTICULO 1º.- Aplicar a BOLDT S.A.la sanción de MULTA de PESOS VEINTE MIL ($ 20.000) prevista en el artículo 10 inciso b) de la Ley Nº 17.811 (conf. texto mod. por Decreto Nº 677/01), por la infracción acreditada a lo establecido en el punto II.B de la Resolución Técnica Nº 5 de la FEDERACION ARGENTINA DE CONSEJOS PROFESIONALES DE CIENCIAS ECONÓMICAS; punto B1.1. inciso f) y h) de la Resolución Técnica Nº 10 de la FEDERACION ARGENTINA DE CONSEJOS PROFESIONALES DE CIENCIAS ECONÓMICAS; artículos 1º y 2º del Anexo I, puntos XXIII.11.1 y XXIII.11.7 del Capítulo XXIII de las NORMAS (N.T. 2001) y artículo 10 del mismo capítulo por remisión al punto mencionado precedentemente; artículos 43 y 44 del Código de Comercio y artículos 61,62, 59, 271 y 274 de la Ley Nº 19.550 y al artículo 294 inciso 9º de la Ley Nº 19.550, la que se hará efectiva en la persona de los directores titulares señores Antonio Angel TABANELLI, Antonio Eduardo TABANELLI, Rosana Beatriz Martina TABANELLI, Guillermo José EUMANN, Mario Fernando RODRIGUEZ TRAVERSO y Jorge Raúl PIQUÉ, y de los síndicos titulares señores Armando Miguel CASAL, Carlos Jorge SCHULZ, Jorge Eduardo DIETL y José Luis PATRIGNANI en forma solidaria.

ARTICULO 2º.- El pago de la multa deberá realizarse en la Subgerencia de Administración de esta COMISION NACIONAL DE VALORES (sita en 25 de Mayo 175, piso 11 de esta Ciudad, de lunes a viernes en el horario de 10:00 a 15:00 hs.). En el caso de que la multa sea pagada fuera del término fijado en esta Resolución la mora se producirá de pleno derecho, devengándose los correspondientes intereses.

ARTICULO 3º.- Comunicar al CONSEJO PROFESIONAL DE CIENCIAS ECONÓMICAS DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES, las observaciones advertidas con motivo de la intervención del Contador Público Dr. Jorge Eduardo DIETL al auditar los estados contables de BOLDT S.A. al 31-10-98; 31-1-99; 30-4-99; 31-7-99; 31-10-99; 31-1-00; 30-4-00; 31-7-00; 31-10-00; 31-1-01; 30-4-01 y 30-4-02 y  no formular salvedades en los términos del apartado III, Título C, puntos 18 y 20 de la Resolución Técnica Nº 7 de la FACPCE,  por utilizar para la determinación del VPP balances atrasados de la sociedad controlada,  a efectos de que en caso de considerarlo procedente, proceda a instruir la correspondiente investigación disciplinaria respecto de la conducta adoptada por el  mencionado auditor.

ARTICULO 4º.- Regístrese y notifíquese con copia autenticada de la presente Resolución a todos los sumariados, a quienes se les hará saber que la multa deberá ser efectivizada por las personas físicas sumariadas dentro del plazo de QUINCE (15) días hábiles.

ARTICULO 5º.- Notifíquese con copia autenticada de la presente Resolución a la BOLSA DE COMERCIO DE BUENOS AIRES, a los efectos de la publicación en su Boletín Diario e incorpórese en el sitio web del Organismo en www.cnv.gov.ar.

Firmado: Hugo Raúl MEDINA – Presidente; Narciso MUÑOZ – Vicepresidente; Eduardo CABALLERO LASCALEA - Director