Resolución Nº 13.851

BUENOS AIRES, 20 de junio de 2001.-

VISTO las presentes actuaciones rotuladas PAPELERA TUCUMAN S.A. S/ RETARDO EN PRESENTACION DE INFORMACION CONTABLE, que tramitan por Expediente Nº 1006/99; lo dictaminado por la Subgerencia de Coordinación Jurídica; conformidad prestada por Gerencia de Fiscalización y Control, y

CONSIDERANDO:

Que por Resolución Nº 13.179 del 30-12-99 (fs. 33/34) esta COMISION NACIONAL DE VALORES (en adelante, CNV) instruyó sumario a PAPELERA TUCUMAN S.A. (en adelante, la emisora); a sus directores titulares señores Lisandro L. PIERRI, Silvina V. PIERRI y Olga E. GARGIULO y a los síndicos títulares señores Jorge A. LEVY, Enrique H. PICADO y Juan A. BARAGIOLA por la posible infracción al artículo 1º incisos b) y c) del Capítulo XVIII de las NORMAS (N.T. 1997).

Que motivó la apertura del presente sumario la falta de presentación a esta CNV del balance general cerrado al 30-6-99 y del balance trimestral cerrado al 30-9-99.

Que por Resolución Nº 13.275 de fecha 24-2-00, está CNV amplió los cargos contra la emisora, sus directores titulares y síndicos titulares formulados en la Resolución Nº 13.179 ab-initio señalada, por la falta de presentación del balance trimestral cerrado al 31-12-99 (fs. 45/46).

Que por escrito Nº 7461 de fecha 30-3-00 presentaron su descargo en legal tiempo y forma y constituyeron domicilio la emisora y los señores Lisandro PIERRI, Silvina V. PIERRI y Olga E. GARGIULO (fs. 61/75), quienes ofrecieron la prueba documental que corre a fs. 76/85.

Que por escrito Nº 7496 de fecha 30-3-00 presentaron su descargo en legal tiempo y forma y constituyeron domicilio los señores Jorge A. LEVY, Enrique H. PICADO y Juan C. BARAGIOLA (fs. 86/94), y ofrecieron la prueba documental que corre a fs. 95/96.

Que el descargo presentado por la emisora señaló las dificultades que presentó el mercado exterior e interior del papel, lo que sumado a su situación de endeudamiento, le trajo aparejado, un deterioro del capital de trabajo, lo que la obligó a una reestructuración administrativa y de los pasivos existentes que demoró la presentación de sus estados contable a esta CNV (conf. fs. 65/66).

Que la emisora también entendió que sus administradores obraron con lealtad y diligentemente, siendo sus conductas irreprochables, con plena adhesión a los cartabones legales y/o contractuales (fs. 66/68), siendo la problemática económico-financiera, la principal circunstancia por las cuales sus estados contables no fueron presentados en término (fs. 69/70), habiendo actuado siempre sus administradores de buena fe (fs. 71), no infringiendo el orden público, sino el ordenamiento administrativo (fs. 72).

Que por último la emisora agregó que superados sus inconvenientes financieros, regularizó su situación presentando a esta CNV sus balances cerrados al 30-6-99 con fecha 17-2-00, con una demora de CIENTO SESENTA Y DOS (162) días y al 30-9-99 y 31-12-99 con fecha 24-3-00, con una demora de CIENTO TREINTA Y CUATRO (134) y CUARENTA Y DOS (42) días, respectivamente, (fs. 73) hecho corroborado por el informe de la Subgerencia de Emisoras que corre a fs. 98 y que todo ello no produjo ningún perjuicio para sus accionistas y acreedores (fs. 65 in fine).

Que como primera cuestión cabe señalar que los sumariados han admitido en su descargo los retrasos que fundaron la apertura de este sumario (conf. punto II.3 de fs. 64 y tercer y cuarto párrafo de fs. 70).

Que enseña Halperín respecto de su significatividad que: ... el balance, que tiene importancia en cualquier empresa, cobra especial significado en la sociedad anónima para los socios y los terceros, por su triple función de hacer conocer el estado patrimonial de la sociedad, asegurar la integridad del capital, con la realización de amortizaciones y formación de reservas, etc.; dar a conocer los negocios sociales y su consecuencia, la distribución de utilidades o la distribución de pérdidas (Sociedades Anónimas, 2ª edición, año 1978, pág. 468 y ss.).

Que la Cámara Comercial ha sostenido que: ... incumplimientos como el que se registra en autos, del deber de confeccionar y presentar adecuada y temporáneamente los estados contables de una emisora que hace oferta pública de sus títulos, autorizan el ejercicio de las atribuciones que la ley acuerda al ente estatal de supervisión que son y deben ser puestas en juego con miras al fin primordial del sistema que es el amparo del inversor, a quien deben darse seguridades que le alienten a dedicar sus ahorros a la adquisición de títulos valores y así contribuir al desarrollo. De ahí la necesidad de aplicar con severo celo las normas dictadas en cumplimiento de esa función (CNCom., Sala B, Establecimiento Textiles San Andrés S.A. s/ Bolsa de Comercio de Buenos Aires, fallo del 11-12-70)

Que una vez constatados los incumplimientos no resulta necesario demostrar que ellos ocasionaron un perjuicio a terceros para poder aplicar sanción en este sumario, habiendo establecido a este respecto la Cámara Comercial de esta Ciudad que: ...con tal criterio puede dejarse de lado toda norma que garantice las operaciones de bolsa, pues no habría sanción si no se prueba luego un perjuicio (Conf. Dictámenes Nº 53.504, in re Pérez Iturraspe, Eduardo –Mercado de Valores- y en la causa Soto, José J, Nº 54.848, del 26-3-1984 y 26-3-1985, respectivamente; este último, con fallo concordante de la Sala E de la Cámara Nacional en lo Comercial de esta Ciudad, del 8-10-85).

Que la señalada situación de crisis del sector papelero, aludida por los sumariados como elemento a tener en cuenta en la falta de presentación de los balances de la emisora, no modifican las conclusiones que impulsaron a esta CNV a la apertura de este sumario, toda vez que la particular situación por la que pueda atravesar un sector de la economía no justifica la remisión tardía de los balances, hecho que desnaturaliza el régimen de oferta pública, el cual no prevé excepciones para su cumplimiento en la hipótesis de crisis de carácter general o sectorial.

Que en relación a las argumentaciones de la emisora respecto de la diligencia de los directores en la administración de ésta, cabe decir que esta CNV no ha imputado posible infracción alguna a dicho estándar de conducta.

Que por lo precedentemente expuesto, los administradores de la emisora infringieron el artículo 1º incisos b) y c) del Capítulo XVIII de las NORMAS (N.T. 1997).

Que los síndicos sumariados en su descargo han argumentado que las funciones de la sindicatura sólo importan el control de legalidad de los actos sociales y que la infracción por la falta de presentación en término de los balances nunca pudo serle reprochada, toda vez que su cumplimiento escapa a su obligación (fs. 87 y 88/91).

Que corresponde señalar que el control de legalidad que realiza un síndico comprende la vigilancia para que los órganos sociales den cumplimiento a la ley, estatuto y reglamento (conf. art. 294, inc. 9º de la Ley Nº 19.550).

Que al no presentar la emisora los balances en término incumplió la normativa de esta CNV, la que debe reputarse ley en sentido material, no surgiendo de la documentación adjuntada por los síndicos que se hayan manifestado con respecto al referido retraso en sus oportunidad.

Que asimismo la defensa de los síndicos atacó la resolución de cargo planteando su nulidad por considerar que la misma le imputaba una posible infracción que
sólo pudo ser cometida por los administradores de la emisora.

Que el planteo de nulidad no es procedente, toda vez que la imputación de una posible infracción hecha por la resolución de cargo a los directores y síndicos en un mismo acto administrativo, no implica observar sus conductas desde una misma función, sino que de existir reproche, éste será de acuerdo a la funcionalidad que la Ley de Sociedades le acuerda a cada uno en su desenvolvimiento orgánico.

Que el Fiscal de Cámara Dr. CALLE GUEVARA refiriéndose a la culpa in vigilando de los administradores de una sociedad sostuvo que: Esa responsabilidad se extiende, desde mi punto de vista a los síndicos sociales. Es cierto que éstos no ejercen la dirección de la sociedad. Empero, ellos son los encargados por la ley de una fiscalización constante, rigurosa y eficiente de las disposiciones del directorio, por lo que sus funciones a los efectos de la normal marcha de la sociedad son más importantes individualmente que las de cada uno de los directores. La falta deliberada o no del debido ejercicio de las múltiples obligaciones que la ley les impone –entre otras, las de control, asistencia, convocatoria a asambleas (Ley de Sociedades, artículos 294/296)- los hace incurrir en gravísima falta (conf. dictamen nº 66.266, del 27 de abril de 1992, in re: Comisión Nacional de Valores –Cía Argentina del Sud S.A. s/ verificación contable, a cuyos fundamentos remitió la sala C del Tribunal, sentencia del 7 de octubre de 1992).

Que por lo precedentemente expuesto los síndicos de la emisora infringieron el artículo 1º incisos b) y c) del Capítulo XVIII de las NORMAS (N.T. 1997).

Que a los efectos de graduar la sanción a aplicar debe ponderarse la falta de antecedentes administrativos de sanciones de la emisora y la ausencia de perjuicios económicos ocasionados por la infracción constatada, por lo que corresponde aplicar la sanción de APERCIBIMIENTO (conf. art. 10 inc. a) de la Ley Nº 17.811).

Que la presente Resolución se dicta en ejercicio de las facultades conferidas por los artículos 10 y 12 de la Ley Nº 17.811.

Por ello,

LA COMISION NACIONAL DE VALORES

RESUELVE:

ARTICULO 1º.- Aplicar a PAPELERA TUCUMAN S.A. la sanción de APERCIBIMIENTO prevista en el artículo 10 inciso a) de la Ley Nº 17.811 por la infracción constatada al artículo 1º incisos b) y c) del Capítulo XVIII de las NORMAS (N.T. 1997).

ARTICULO 2º.- Registrar y notificar a los sumariados con copia autenticada de la presente

Resolución.

ARTICULO 3º.- Notificar a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires con copia autenticada de la presente Resolución para su publicación en el Boletín Diario de dicha institución.

Firmado: J. Andrés Hall, Jorge Lores, Hugo L. Secondini, Carlos E. Weitz.