Resolución Nº 13.403

BUENOS AIRES, 24 de mayo de 2000.-

VISTO las presentes actuaciones rotuladas "NOUGUES HERMANOS S.A. S/ INCUMPLIMIENTO EN LA PRESENTACION DE ESTADOS CONTABLES", que tramitan por Expediente Nº 194/97; lo dictaminado por la Subgerencia de Coordinación Jurídica; conformidad prestada por la Gerencia de Fiscalización y Control, y

CONSIDERANDO:

Que por Resolución Nº 11.820 del (15-7-97) esta COMISION NACIONAL DE VALORES en adelante, "CNV" instruyó sumario a NOUGUES HNOS. S.A. en adelante, "la sociedad"; a sus directores titulares señores Fernando NOUGUES, Alejandro NOUGUES, Carlos María NOUGUES, Ambrosio NOUGUES, Oscar Teodoro LUZZI y Elio CACHIARELLI y a los síndicos titulares señores José M. CASTRO, Héctor M. BALONCHARD y Jorge L. RUIZ POSSE por la posible infracción al artículo 58 de las NORMAS (T.O. 1987. mod. por R. G. Nº 255) –actualmente Capítulo XVIII, artículo 1º, inc. c) de las NORMAS (N.T. 1997)-, fs. 26/28.

Que el hecho que motivó la apertura del presente sumario, fue la falta de presentación a esta CNV en término de los estados contables trimestrales de la sociedad cerrados al (30-9-96), el cual fue presentado con CIENTO DOS (102) días de retraso; al (31-12-96) presentado con CIENTO CINCO (105) días de retraso y al (31-3-97) con CINCUENTA Y DOS (52) días de retraso.

Que por escrito Nº 15.343 ingresado a esta CNV con fecha (28-7-97) presentó por derecho propio y en legal tiempo y forma su descargo el sumariado José M. CASTRO (fs. 87/90) acompañando prueba documental que obra agregada a (fs. 91/119).

Que por escrito Nº 15.369 ingresado el (28-7-97) presentó su descargo por derecho propio y en legal tiempo y forma el sumariado Ambrosio NOUGUES (fs. 120/126), quien además invocó el carácter de gestor procesal del sumariado Carlos M. NOUGUES, acompañando prueba documental que se encuentra agregada a (fs. 127/132).

Que por escrito Nº 15.600 de fecha (31-7-97), presentó en legal tiempo y forma descargo la sociedad a través de su presidente el señor Fernando NOUGUES (fs. 134/138), acompañando prueba documental que obra agregada a (fs. 139/238).

Que al descargo formulado por la sociedad adhirieron en cuanto a las argumentaciones vertidas y a la prueba acompañada, presentándose en legal tiempo y forma los sumariados señores Fernando NOUGUES (fs. 239); Elio CACHIARELLI (fs. 240); Héctor BALONCHARD (fs. 241) y Oscar T. LUZZI (fs. 242).

Que por escrito Nº 15.692 ingresado a esta CNV con fecha (1º-8-97) presentó su descargo por derecho propio y en legal tiempo y forma el sumariado Jorge RUIZ POSSE (fs. 243/246), quien adhirió a los conceptos y pruebas ofrecidas por el sumariado José M. CASTRO.

Que por escrito Nº 19.408 ingresado con fecha (11-9-97), fuera del término legal se presentó el sumariado Alejandro NOUGUES (fs. 258), adhirió al descargo producido por Ambrosio NOUGUES.

Que por Disposición de fecha (22-4-98) -fs. 268/271-, el Conductor del sumario dispuso abrir el sumario a prueba, teniendo por presentado en legal tiempo y forma y constituido domicilio legal a todos lo sumariados con excepción de los señores Carlos M. NOUGUES y Alejandro NOUGUES a quien se tuvo por no presentados por no haber ratificado la gestión procesal invocada por su gestor, en el caso del primero de los nombrados y por ser extemporánea la presentación del segundo.

Que el descargo producido por la sociedad y al cual han adherido varios sumariados, parte de la aceptación del incumplimiento objeto del presente sumario (fs. 134). Juntamente con ello la sociedad consideró que al no haberse casi efectuado operaciones con acciones durante el período de incumplimiento y al haberse mejorado la situación patrimonial de la misma, se había producido un beneficio general para todos los accionistas (fs.135).

Que las argumentaciones sostenidas en su defensa por Ambrosio NOUGUES, versaron por sostener que el incumplimiento en la presentación de los balances objeto de sumario, estuvo motivado en la forma en que manejaban los negocios sociales por los directores titulares Fernando NOUGUES, Elio CACHIARELLI y Oscar LUZZI, quienes imponían con sus votos la aprobación de las decisiones sociales, ya que formado el quórum con CUATRO (4) directores presentes en la reunión, con el voto de TRES (3) de ellos se lograba imponer la mayoría.

Que asimismo, al ser SEIS (6) los directores titulares de la sociedad, en el caso de empate, el doble voto del presidente lograba desempatar la votación e imponer la mayoría necesaria que permitía aprobar la cuestión sujeta a votación.

Que asimismo Ambrosio NOUGUES agregó que tanto él como Carlos M. NOUGUES y Alejandro NOUGUES, se oponían cuando han podido por todos sus medios a las decisiones del directorio cuando eran contrarias al interés social (fs. 121), rechazando toda responsabilidad por la falta de confección y de presentación en término de los balances en cuestión (fs. 122).

Que del análisis de los descargos y de las pruebas acompañadas y producidas, resulta como evidencia que en el seno del directorio de la sociedad al momento de los hechos que observa este sumario administrativo disciplinario existía lo que se puede denominar "conflicto de administración".

Que confirma lo antes dicho el acta de directorio Nº 799 (fs. 156/159) donde se puede observar que la reunión de directorio de la sociedad se desarrolló en la provincia de Tucumán cuando la sociedad tenía domicilio legal en la Capital Federal y expresamente el artículo 14 de su estatuto social preveía que las reuniones de directorio debían hacerse en el domicilio de ésta, hecho que ocasionó un gasto a la misma que tuvo que pagar pasaje y estadía de los directores, además de la impugnación que hizo el director Carlos M. NOUGUES de ella (fs. 156).

Que es corroborante de lo precedentemente expuesto la afirmación que hace en su memorial uno de los síndicos sumariados el señor RUIZ POSSE quien manifestó respecto de la situación que se producía en el directorio al momento de la infracción: "Existían para ese entonces conflictos y diferencias irreconciliables en el seno del directorio, que lo hacían actuar en bloques claramente diferenciados y con políticas opuestas [...] y que según la opinión de la mayoría de la sindicatura era la principal causa del estado de crisis de la firma..." (fs. 328 vuelta).

Que el conjunto de actas de directorio agregadas a (fs. 382/448) permiten hacer una distinción de la actuación que les cupo a los directores al momento de los hechos. Se desprende así que el ejercicio pleno de la administración de la sociedad era ejercido por el presidente y DOS (2) directores (Fernando NOUGUES, Oscar LUZZI y Elio CACHIARELLI), mientras que los restantes directores Carlos M. y Alejandro NOUGUES, ejercían la oposición a la administración cuanto ésta no satisfacía a su entender los negocios sociales.

Que ante estas situaciones deviene lógico establecer un escenario que permita determinar si la responsabilidad de los directores por la infracción constatada es igual o no.

Que las actas de directorio de la sociedad demuestran que los directores Fernando NOUGUES, Elio CACHIARELLI y Oscar T. LUZZI formaban en las reuniones de directorio la voluntad necesaria para imponer con su voto la aprobación de las cuestiones sociales, además de votar en todas las ocasiones en igual sentido, siendo contraria la situación de los señores Carlos M. y Ambrosio NOUGUES, quienes en minoría en la votación no podían hacer prosperar sus propuestas en el seno del directorio, ejerciendo su voto en disidencia y dejando constancia de ello en diversas actas de directorio (v.g. actas de directorio Nº 797 y continuación; Nº 799; 800; 801; 802; 804; 805 y continuación; 808 y continuación; 809; 811 y 814, etc.).

Que el retardo en la presentación de los balances se produjo por la falta de confección de los mismo en tiempo y forma siendo el posterior intento de aprobación en el directorio, objetado por los directores Carlos M. y Ambrosio NOUGUES, quienes entendían que los balances no reflejaban la realidad económica de la sociedad.

Que lo indicado encuentra su respaldo en el acta de directorio Nº 811 de fecha (24-6-97), donde muestra las deliberaciones que se produjeron en el directorio de la sociedad para aprobar el balance cerrado al 31-3-97, donde los directores Carlos M. y Ambrosio NOUGUES, votaron por el rechazo y fundaron sus disidencias, siendo una de ellas que el balance por tratar había sido puesto a consideración de ellos en forma casi inmediata al de su votación en la reunión de directorio. Ello no impidió que fuera aprobado con la mayoría reunida por el voto de los directores Fernando NOUGUES, Elio CACHIARELLI y Oscar T. LUZZI (fs. 234/236).

Que resulta procedente debido las conductas desarrollada en el ejercicio del cargo de director que detentaban los señores Carlos M. y Ambrosio NOUGUES absolverlos de la infracción configurada, ello con fundamento en que concurrieron en forma permanente a las reuniones de directorio, objetaron la administración de la sociedad en las deliberaciones del directorio y dichas objeciones fueron fundadas por votos escritos que quedaron reflejadas en forma mayoritaria en las actas de directorio de la sociedad.

Que por el contrario la conducta de los señores Fernando NOUGUES, Elio CACHIARELLI y Oscar T. LUZZI quienes en forma personal llevaban adelante los negocios sociales, debieron extremar los deberes a su cargo con el fin de que los balances de la sociedad fueran confeccionados y aprobados en tiempo y forma por el directorio.

Que asimismo, contando con los votos necesarios para poder hacerlo, ya que formaban mayoría, y siendo que en las reuniones de directorio la presencia del director Carlos M. NOUGUES permitía el quórum necesario para sesionar, debieron emplear la diligencia del buen administrador que obliga a éstos a dar preferencias a las cuestiones sociales, por sobre el conflicto que exista entre los administradores.

Que también, es un imperativo de todo organismo colegiado como es el directorio de una sociedad anónima el deliberar sobre la problemática de la sociedad, donde todas las opiniones fundadas sean escuchadas y se resuelva conforme la mejor solución al interés social.

Que así, la imposición de mayorías automáticas para la aprobación de la propia gestión de los directores, transfigura la esencia del órgano de administración por excelencia que es el directorio, transformándolo en un simple mecanismo de aprobación y no también de deliberación para una mejor solución administrativa de las cosas.

Que por lo precedentemente expuesto corresponde tener por configurada la infracción al artículo 58 de las NORMAS (T.O. 1987. mod. por R. G. Nº 255) –actualmente Capítulo XVIII, artículo 1º, inc. c) de las NORMAS (N.T. 1997)-, incurrida por los señores Fernando NOUGUES, Elio CACHIARELLI y Oscar T. LUZZI.

Que en relación al señor Alejandro NOUGUES, las actas de directorio obrantes en autos señalan que en forma casi permanente ha estado ausente de dichas reuniones, resultando dicha conducta reprochable toda vez que la función para la que estaba designado exigía el seguimiento de las cuestiones societarias con la permanente concurrencia a las deliberaciones del directorio –como forma de dar quórum- y formular su voto.

Que conforme lo ha establecido la Ley de Sociedades Comerciales en su artículo 59 conforma uno de los estándares del administrador el principio del buen hombre de negocios, que persigue como fin el deber de diligencia que trata de evitar que los administradores administren negligentemente la sociedad, esto es, que prefieran dedicar más tiempo a sus intereses personales y prestar menos atención a la administración de la sociedad en lugar de dedicarle más tiempo y desarrollar una actividad diligente (conf. José Oriol LLEBOT MAJO, "Los deberes de los administradores de la sociedad anónima", Ed. Civitas, España, año 1995, pág. 37).

Que entonces, esta falta de apego a la función asignada del director titular señor Alejandro NOUGUES, la cual se encuentra demostrada por la escasa concurrencia a las reuniones de directorio de la sociedad, hace que la infracción constatada al artículo 58 de las NORMAS (T.O. 1987, mod. por R.G. Nº 225) –actualmente Capítulo XVIII, artículo 1º,
inc. c) de las NORMAS (N.T. 1997)- quede configurada en relación a su conducta.

Que por último corresponde analizar la conducta desarrollada por los miembros de la Comisión Fiscalizadora de la sociedad.

Que la Ley Nº 19.550, en su artículo 294, inciso 7º) establece que es facultad del síndico el convocar a asamblea extraordinaria, cuando lo juzgue necesario y a asamblea ordinaria o asambleas especiales, cuando lo omitiere el directorio, cuando lo juzgue conveniente, siendo ello completado en cuanto a las funciones del cargo por el inciso 9º) que establece la obligación de los síndicos de vigilar que los órganos sociales den debido cumplimiento a la ley, estatuto, reglamento y decisiones asamblearias.

Que ante este conjunto de normas enseña NISSEN: "...la actuación de la sindicatura frente a determinadas inconductas de los directores encuentra su obligatorio camino en la convocatoria a asamblea ordinaria para que los accionistas tomen conocimiento de lo acontecido o resuelvan, en consecuencia, ya sea la remoción de los administradores o la instrucción para que actúen en sentido diverso"(Ricardo NISSEN, "Ley de sociedades comerciales", T. 5, Ed. Ábaco, año 1996, pág. 85).

Que para HALPERIN "...salvar las omisiones del directorio en la convocatoria oportuna es cumplir activamente el control de legalidad que a la sindicatura le ha sido confiada..." (Isaac HALPERIN, "Sociedades anónimas", pág. 534).

Que entonces, la Comisión Fiscalizadora al advertir el conflicto de administración que se suscitaba en el directorio y advirtiendo que ello haría que no se diera cumplimiento a la Ley y al estatuto, en el ejercicio del control de legalidad, debió recurrir a los medios a su disposición como remedio a su alcance para superar la situación de conflicto que se vivía en el seno del directorio, que ha sido bien graficada en el memorial del señor RUIZ POSSE, oportunamente indicado.

Que por los argumentos antes expuestos corresponde tener por configurada la infracción al artículo 58 de las NORMAS (T.O. 1987, mod. por R.G. Nº 225) –actualmente Capítulo XVIII, artículo 1º, inc. c) de las NORMAS (N.T. 1997), incurrida por los señores José M. CASTRO, Héctor BALONCHARD y Jorge RUIZ POSSE.

Que la naturaleza de la infracción que se tiene por configurada al artículo 58 de las NORMAS (T.O. 1987, mod. por R.G. Nº 225) –actualmente Capítulo XVIII, artículo 1º, inc. c) de las NORMAS (N.T. 1997) determinan la aplicación de la sanción de multa prevista en el artículo 10, inciso b) de la Ley Nº 17.811 (texto mod. por el art. 154 de la Ley Nº 24.241) a la sociedad.

Que debiendo recaer esa multa en función de la actuación y responsabilidad de los directores y síndicos que ocupaban cargos en la época que los hechos tuvieron lugar, ella será distribuida en distintas sumas, según corresponda.

Que respecto de la sanción de multa a aplicar a Fernando NOUGUES, Elio CACHIARELLI, Oscar T. LUZZI y Alejandro NOUGUES, se tiene presente para su graduación la falta de diligencia para con el cargo de administradores que detentaban.

Que a los efectos de la graduación de la multa a los miembros de la Comisión Fiscalizadora, debe tenerse presente que a pesar de no haber sido completamente diligente en sus tareas de fiscalización, realizaron reuniones y exhortaron al directorio a aprobar los balances, por lo cual la multa debe ser en rango menor.

Que la presente Resolución se dicta en ejercicio de las facultades conferidas
por los artículos 10 (texto mod. por el art. 154 de la Ley Nº 24.241) y 12 de la Ley Nº 17.811.

Por ello,

LA COMISION NACIONAL DE VALORES

RESUELVE:

ARTICULO 1º.- Aplicar a NOUGUES HNOS. S.A. la sanción de multa que se fija en la suma de PESOS VEINTINUEVE MIL ($29.000) prevista en el artículo 10, inciso b) de la Ley Nº 17.811 (texto mod. por el art. 154 de la Ley Nº 24.241), la que se hará efectiva en las siguientes proporciones: a) PESOS VEINTE MIL ($20.000) en la persona de los señores: Fernando NOUGUES, Elio CACHIARELLI, Oscar LUZZI y Alejandro NOUGUES en forma solidaria; b) PESOS NUEVE MIL ($9000) en las personas de los señores José M. CASTRO, Héctor BALONCHARD y Jorge RUIZ POSSE, en forma solidaria, por las infracciones constatadas a lo establecido por el artículo 58 de las NORMAS (T.O. 1987, mod. por R.G. Nº 225) –actualmente Capítulo XVIII, artículo 1º, inc. c) de las NORMAS (N.T. 1997)-.

ARTICULO 2º.- Absolver de los cargo formulados a los señores Carlos M. NOUGUES y Ambrosio NOUGUES.

ARTICULO 3º.- Registrar y notificar a los sumariados con copia autenticada de la presente Resolución.

ARTICULO 4º.- Notificar a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires con copia autenticada de la presente Resolución para su publicación en el Boletín Diario de dicha institución.

Firmado: Guillermo A. Fretes, J. Andrés Hall, Jorge Lores.-