Poder Judicial de la Nación

 

En Buenos Aires, el veintinueve de mayo de dos mil, reúnense los señores Jueces de esta Sala D de la Excelentísima Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal –en la cual se halla vacante la vocalía 10-, con el autorizante, para sentenciar en la causa “COMISION NACIONAL DE VALORES, ASUNTO: VALUE CALIFICADORA DE RIESGO S.A., S/SUMARIO”, registro 99.806/99, procedente de la Comisión Nacional de Valores, donde está identificada como expediente 73/99.

El Señor Juez Rotman dice:

-I-

1. La resolución nº 12.958 de la Comisión Nacional de Valores, del 26.8.99, impuso una multa de $ 20.000 a Value Calificadora de Riesgo S.A., a hacer efectiva en la persona de sus directores y miembros titulares del consejo de calificación, señores Daniel Eduardo Rúas, Daniel Ricardo Hirsch, Sergio Alejandro Pavlov y Daniel(a) Cuan y en la del síndico titular, señor José Luis Bizzozero (fs. 100/104).

La sanción aplicada por la Comisión Nacional de Valores en dicha resolución fue fundada en lo establecido por el art. 10, inc. b) de la ley 17.811, según texto del art. 154 de la ley 24.241, y en lo previsto por los arts. 14 del Decreto 656/92 y 5 y 11 del Capítulo XII de las Normas (N.T. 1997).

2. Value Calificadora de Riesgo S.A., Daniel Eduardo Rúas, Daniel Ricardo Hirsch, Sergio Alejandro Pavlov y Daniela Cuan y José Luis Bizzozero apelaron contra la resolución nº 12.958 de la Comisión Nacional de Valores (fs. 189/197).

Los apelantes solicitaron prioritariamente la revocación de la sanción impuesta a su respecto.  Pidieron, en subsidio, la morigeración del correctivo disciplinario.

3. Oído el señor Fiscal de esta Cámara en los términos sobre los cuales da cuenta el dictamen obrante en fs. 218, la providencia de fs. 219 dispuso el llamamiento de los autos para dictar sentencia.

Dicha providencia de fs. 219 se halla actualmente ejecutoriada, lo cual habilita para pronunciar decisión.

-II-

1.   El examen de las presentes actuaciones revela que la infracción atribuida en el marco del presente sumario, se funda en la excluyente consideración de que el dictamen efectuado por Value Calificadora de Riesgo S.A. el 30.11.98 en orden a calificar las obligaciones negociables del Banco Mercantil Argentino S.A., atendió a la información emergente del balance trimestral presentado por dicho banco con relación al período cerrado el 30.6.98, en lugar de sustentarse en el balance correspondiente al período concluido el 30.9.98, cuya publicación había ocurrido el 12.11.98 en el Boletín diario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires; esto es, dieciocho días antes de la presentación del mencionado dictamen.

La resolución contra la cual apelaron los recurrentes apreció que el proceder de Value Calificadora de Riesgo S.A. había infringido lo dispuesto por el art. 14 del Decreto 656/92, y por los arts. 5 y 11 del Capítulo XII de las Normas (N.T. 1997).

En cuanto interesa referir para el conocimiento del recurso sub examine, el art. 14 del Decreto 656/92 establece que “en todos los casos, la calificación original y las efectuadas con posterioridad en los términos del art.4, deberán otorgarse de acuerdo a los antecedentes previstos por la empresa que solicita el servicio de calificación y aquéllos obtenidos de fuentes propias por la sociedad calificadora, conforme a la metodología y manual de procedimientos previamente aprobados por el organismo de control”.

El art. 5 del Capítulo XII de las Normas de la Comisión Nacional de Valores determina que “los dictámenes de calificación se efectuarán al menos trimestralmente, debiendo considerarse en ellos –entre otros aspectos- los datos que surjan de los balances de la entidad emisora, de los fondos de inversión o de las sociedades a calificar, en su caso, y de los demás antecedentes obtenidos por la calificadora de acuerdo con el riesgo a evaluar, en virtud de lo prescripto por el art. 14 del Decreto 656/92”.

El art. 11 del Capítulo XII de dichas Normas de la Comisión Nacional de Valores prescribe que “la documentación respaldatoria de los dictámenes (estados contables, papeles de trabajo y de cualquier otra fuente perfectamente identificable) deberá ser reservada en la sociedad calificadora, encontrándose a disposición de la Comisión, hasta la amortización total del título en el caso de títulos de deuda y por un período de diez años en los demás casos”.

2.   En verdad, la consideración dirimente que presenta la resolución impugnada en el sentido de que el proceder llevado a cabo por la sociedad apelante con relación a la elaboración del dictamen del 30.11.98 implicó infracción de lo establecido en las disposiciones normativas antes mencionadas, no ha sido objeto de enjuiciamiento crítico en el curso de la queja, como lo impone el cpr 265, con la consecuencia prevista por el cpr 266.

Sobre ese particular aspecto de la impugnación, los fundamentos expuestos por el señor Fiscal de esta Cámara en el dictamen obrante en fs. 218 (a los cuales procede remitirse brevitatis causae), constituyen apoyatura suficiente para proponer a este acuerdo la desestimación del recurso en cuanto persigue la íntegra revocación de la sanción impuesta en la resolución apelada.

3.   Separadamente de lo expuesto, y habida cuenta de los antecedentes sobre los cuales ilustran las presentes actuaciones, creo yo –coincidentemente con lo propugnado por el señor Fiscal de Cámara –que la sanción de multa aplicable a la recurrente debiera ser cuantitativamente reducida al monto mínimo previsto por el art. 10, inc. b) de la ley 17.811, según texto vigente del art. 154 de la ley 24.241.

El principio de gradualidad de las sanciones –cuya operatividad para regir el caso propone el dictamen del señor Fiscal de Cámara- aparece plenamente aplicable en la especie, a poco que se advierta de la lectura de la causa que la sociedad apelante no ha sido sancionada antes de ahora por consecuencia de infracciones originadas en la metodología de calificación empleada para elaborar los dictámenes inherentes al ejercicio de su actividad específica.

Ciertamente, fluye de los presentes obrados que en el año 1994 Value Calificadora de Riesgo S.A. fue objeto de una sanción de apercibimiento.  Pero la causa de la aplicación de ese correctivo disciplinario se fundó –de acuerdo con la no contradicha aseveración de la recurrente- en aspectos vinculados con el domicilio de la entidad, y no en la comprobación de una infracción conceptualmente análoga a la sancionada en el sub lite; lo cual hace del todo aplicable para regir el caso el mentado principio rector del ejercicio del poder disciplinario sobre el cual se dio cuenta precedentemente.

-III-

En mérito de lo expuesto, propongo al acuerdo admitir parcialmente el recurso interpuesto en esta causa con el efecto de reducir el monto de la multa impuesta a Value Calificadora de Riesgo S.A. en la resolución apelada, al mínimo previsto en el art. 154 de la ley 24.241.

Nada más.

El señor Juez Cuartero adhiere al voto que antecede.

Concluida la deliberación los señores Jueces de Cámara acuerdan admitir parcialmente el recurso interpuesto con el efecto de reducir el monto de la multa impuesta a Value Calificadora de Riesgo S.A. en la resolución apelada, al mínimo previsto en el art. 154 de la ley 24.241.

 

FIRMADO: Carlos María Rotman - Felipe M. Cuartero – Hector Osvaldo Chomer – Secretario .