Dictamen Value Calificadora de Riesgo

Comisión Nacional de Valores. Expte. nš 64.422

Value Calificadora de Riesgo S.A. s/sumario

Excma. Cámara:

1. En rigor, los agravios contenidos en el recurso se dirigen tan sólo a cuestionar el monto de la pena aplicada a Value Calificadora de Riesgo S.A. en la resolución 12.958 de la Comisión Nacional de Valores, del 26 de agosto de este año.

La falta imputada consistió en haberse apoyado en un balance anterior al que hubiese correspondido, a fines de calificar las obligaciones negociables del Banco Mercantil Argentino S.A.

Los imputados reconocen la transgresión, que dicen producto de un "error formal e involuntario", al que pretenden restar trascendencia con diversos argumentos, que no son sino repetición mecánica de los contenidos en el descargo de fs. 27/30, sin que se analicen ni, por ende, controviertan en el recurso las razones que se dan en el acto administrativo para desecharlos y dar sustento al juicio sancionatorio. En efecto, no se cuestiona que:

a) la sociedad se encuentra en una relación de sujeción especial voluntariamente asumida respecto de la autoridad de control, y requirió habilitación para el ejercicio de una específica actividad que requiere una alta especialización y un especial cuidado y prudencia, que excede los límites normales;

b) que la afirmación de que el error fue involuntario denota falta de diligencia exigible;

c) que no se expresó en el descargo (no lo hace ahora) que hubiese mediado una imposibilidad de hecho excusable para considerar el balance actualizado del banco en cuestión, publicado con una anticipación de veinte días a la producción del informe cuestionado;

d) que la falta de perjuicio no excusa la conducta imputada como tampoco lo es que la calificación posterior haya permanecido inalterada, pues no se niega el apartamiento por parte de la aseguradora de claros preceptos normativos.

Nada de esto es desvirtuado en el recurso, por lo que el acto -en lo referido a la calificación de la conducta de Value S.A.- debe permanecer, a mi juicio, inalterado por falta de crítica.

2. Queda en pie el reparo que se formula en cuanto a la importancia de la pena.

Coincido, al respecto, con la recurrente en sus argumentos relativos al excesivo rigor de aquella. Los antecedentes del sumario no informan sobre una conducta irregular reiterada; se registra tan solo una sanción anterior de apercibimiento. Considero que se priva así de la posibilidad de enmienda a quien incurrió en falta y no se atiende a un razonable criterio gradual que dé auténtico sentido al ejercicio del poder disciplinario. Más se adecua a las circunstancias de la causa la imposición de una multa, pero llevándola al mínimo que autoriza la ley.

5. Por las razones expuestas, opino que corresponde confirmar el acto recurrido, con la salvedad contenida en el punto anterior.

Buenos Aires, 17 de noviembre de 1999.

FIRMADO: Raúl A. Calle Guevara. Fiscal de Cámara.